Se quejan del olvido gubernamental en Cuesta del Trapiche

681
El único Centro de educación inicial de la comunidad, que fue sometido a remodelación, está paralizado desde hace dos años. (Foto/Gustavo Delgado)
El mal estado de la vialidad es evidente en toda la comunidad de Cuesta del Trapiche. (Foto/Gustavo Delgado)

¡Por años, los vecinos de la comunidad de la Cuesta del Trapiche vienen reclamando mayor inversión social que les garantice espacios educativos y servicios eficientes, así como un urbanismo acorde con una mejor calidad de vida.

Estos requisitos sine qua non no se cumplen en la popular barriada, pues en ella se han acentuado todas las necesidades, aún más cuando en los últimos cinco años los diversos entes estatales no han realizado obras de envergadura que propendan al bienestar de los residentes.

Carlos Peñaloza, mencionó que en lo referente a la vialidad en la barriada, esta es precaria, ya que por cuestiones estrictamente naturales han surgido grandes huecos y fugas de aguas que mantienen semidestruidas las vías.

–Tenemos una red muy vieja de cloacas y de tuberías de aguas blancas, por eso es muy recurrente que aparezcan fugas y por ende surjan los huecos. Casi en todas las calles los agujeros son descomunales y se han convertido en un dolor de cabeza, sobre todo para quienes tienen carro, ya que ellos deben sortear el mal estado y transitar en medio del caos.

Recordó el vecino que, pese a que se trata de una barriada que conecta con al menos otras cuatro comunidades, “no es arreglada o parchada, pues según nos han dicho, las autoridades municipales y regionales no nos han incluido en los planes de asfaltado, lo cual nos preocupa, ya que cada día que pasa se dañan más las calles y es peor el panorama”, aseveró.

“Sin Centro de educación inicial”

Un reclamo sobre el que coinciden los vecinos de la Cuesta del Trapiche, tiene que ver con la falta del Centro de educación inicial de la localidad, el cual fue demolido para la construcción de una nueva estructura.

Clara Ramírez, dijo que de manera improvisada y sin consultar a los integrantes de la comunidad, se tumbó el antiguo centro educativo para darle paso a uno nuevo y remozado. “Esa era la intención, para que más de 100 niños pudieran recibir clases en un sitio limpio y espacioso, pero lamentablemente eso no sucedió, ya que van más de dos años que se iniciaron los trabajos y hoy en día están paralizados, lo cual pues nos preocupa, ya que los niños ahora acuden a un sitio en condiciones de hacinamiento”, recalcó.

Agregó, así mismo, que donde funcionaba el antiguo centro educativo “sólo reposa hoy en día la maleza y una losa de cemento, pero no sabemos cuál es el destino de los dineros que se presupuestaron, ya que presumimos que los utilizaron para algo distinto a la construcción de la escuela, lo que nos preocupa y obliga a pedir su conclusión”, explicó. (Pablo Eduardo Rodríguez)