Un desastre la vialidad en carrera 5 de Veracruz

139
Los huecos son descomunales en la carrera 5 del sector Veracruz. (Foto/Carlos Eduardo Ramírez)
Las cárcavas que han aparecido en la vía fueron rellenadas con escombros para mejorar la movilidad en Veracruz. (Foto/Carlos Eduardo Ramírez)

El abandono de la carrera 5 en el sector de Veracruz, predios del Terminal de Pasajeros de La Concordia, es total, ya que esta zona de la capital tachirense es una de las más afectadas por el daño de la calzada, la cual sea dicho de paso, es tal vez la peor en materia de vialidad en la ciudad.

Por muchos meses, transeúntes y conductores se han quejado del mal estado de este tramo vial, el cual se empalma con la avenida Rotaria y Redoma de la ULA, corredor que presenta igualmente un panorama deprimente, ya que los huecos y escarificaciones de la calzada son muy acentuados.

Extensos huecos, grietas, cárcavas, ya hacen intransitable este tramo vial, el cual se deteriora aún más y a pasos agigantados, pues la permanencia de aguas han precipitado esos daños, los cuales tienen en jaque a quienes se atreven a circular por esa calle.

A diario y sobre todo en los horarios de mayor tráfico automotor, suelen ocurrir tranconazos por el congestionamiento vial y a causa de las mismas irregularidades de la calzada, lo que propicia que en la encrucijada con la avenida Rotaria sea una “maraña” de carros que retardan el desplazamiento.

Pese a que se trata de una vía de elevada movilidad, no ha sido posible que las autoridades municipales o regionales realicen trabajos de asfaltado o bacheos, ello para mitigar un poco los problemas que ocasiona el mal estado de la calle.

Aunado a esta situación, la vía no tiene los drenajes en buen estado, lo que catapulta los problemas, ya que las aguas de origen pluvial no pueden evacuarse y estas ocasionan la escarificación del asfalto.

Al parecer una fuga de agua ha precipitado también el daño de la vía y ello se ha convertido en un factor que incrementa la destrucción de la ya destartalada carretera.

En líneas generales, tanto la carrera 5 al igual que las otras vías cercanas a este lugar, están completamente en mal estado y con el agravante que pueden destruirse aún más, toda vez que no son reparadas. (PER)