Un símbolo de amor al Táchira llamado La Nación

713

“No hay intereses mayores que defender que los de mi tierra tachirense”

 

 

“La Nación sacó que ya es oficial esa medida”, se escucha decir al administrador. “En La Nación escribieron que las autoridades nos van a desalojar”, cita el buhonero de la calle. “La Nación publicó que esto va a impactar en la economía regional”, se expresa el empresario. “Si lo dice La Nación es porque es verdad”, certifica el ama de casa. Hay un símbolo de amor al estado Táchira que, justo hoy, 23 de diciembre, completa 48 años bien vividos.

José Rafael Cortés

23/12/1983

“Ha sido tribuna de los legítimos intereses tachirenses”, valoró alguna vez el intelectual de estas tierras Ramón J. Velásquez. “De decenas de nombres que le propusieron para el diario que iba a editar, José Rafael Cortés Arvelo escogió La Nación, como símbolo total de ese amor por la tierra en que nació”, escribió en 2010 el expresidente de la República, cuyo centenario de natalicio se acaba de conmemorar.

El diario de mayor circulación y el único tamaño estándar de los Andes venezolanos está de cumpleaños. Desde aquel número 1, en que “En el nombre de Dios” se daba como primera noticia de apertura la hazaña lunar del Apolo 8, hasta esta edición, la 16.971 en que se contrastan pesebres con crisis económica, ha quedado bien contada la historia de un pueblo.

Alguno creyó que La Nación sería “otra de las locuras” de Cortés, como refiere el cronista de San Cristóbal, Luis Hernández Contreras, en su libro “La Nación, símbolo tachirense” (Editorial Torbes, 2010). Y ese -que supuso mal- se basaba en el hecho de que, desde muy joven, el rubiense había ensayado otras cuatro publicaciones impresas, más o menos efímeras.

Como si de una mesa de cuatro patas se tratara, tres grandes aliados sostuvieron este quinto proyecto editorial de José Rafael Cortés: su padre, don Arquímedes Cortés; el empresario de origen italiano Natale Rafaelli; y su esposa y acompañante de vida, Gloria Niño de Cortés, encargada de administrar primero y gerenciar después el periódico.

Lo cierto es que La Nación nació líder, se mantuvo laureado (ser dos veces Premio Nacional de Periodismo, lo ratifica) y ahora continúa a la vanguardia. Antes, en 1968, fue el primer periódico andino en emplear la impresión offset, la composición fría, las radiofotos de la agencia UPI y las telefotos desde Caracas. Ahora, en 2016, el único impreso de periodicidad diaria que circula en todo el Táchira es también el medio de comunicación andino con más seguidores en las redes sociales (Twitter, Facebook e Instagram) y uno de los 25 sitios web informativos más vistos de Venezuela (según la firma Medianálisis).

La razón de ser, la esencia medular de Diario La Nación, se conserva tan intacta como la plasmó José Rafael Cortés en un texto fechado un 23 de diciembre, pero de 1983: “Hemos hecho este medio para la defensa de los intereses de los pueblos de la región de los Andes, en especial del Táchira y del pueblo tachirense y no nos vamos a apartar de nuestro propósito”, insistía el editor-fundador. Y remataba: “No hay intereses mayores que defender que los de mi tierra. Salimos para defenderlos y para defender la tierra tachirense”. Salió a la calle para convertirse en lo que, desde hace 48 años, es: un símbolo de amor al Táchira.

Daniel Pabón

 

Los bustos de los fundadores, Arquímedes Cortés y José Rafael Cortés, engalanan la fachada de nuestra sede de La Concordia. (Foto/Tulia Buriticá)
Los bustos de los fundadores, Arquímedes Cortés y José Rafael Cortés, engalanan la fachada de nuestra sede de La Concordia. (Foto/Tulia Buriticá)