14 áreas conforman el plan de estudio de Media General

1811
Los muchachos volverán desde este lunes con entusiasmo a las aulas. (Foto referencial/Archivo)

Se retoma la especificidad de las materias de ciencias, se mantienen los grupos estables pero con un nuevo nombre y se amplía la visión de la soberanía nacional

Mañana empezará el año escolar 2017-2018 para la Educación Media General, con un renovado Plan de Estudio contenido en la Gaceta Oficial 41.221 que circuló el 24 de agosto.

En el segundo de sus 16 artículos, el Ministerio del Poder Popular para la Educación indica que el ámbito de aplicación del plan se extiende a las instituciones educativas públicas nacionales, estadales y municipales, a los entes descentralizados y a los institutos de administración privada.

Permitirá afianzar la formación de calidad con pertinencia sociocultural, favorecer el desarrollo individual y colectivo, con el propósito de alcanzar los fines de la educación consagrados en la Constitución y en la Ley Orgánica de Educación, establece el artículo 3.

El Plan de Estudio contempla las siguientes 14 áreas de formación: 1) Castellano, con cuatro horas semanales por estudiante en cada uno de los cinco años. 2) Inglés y otras lenguas extranjeras, con seis horas semanales de primero a cuarto año y cuatro horas en quinto año. 3) Matemáticas, con cuatro horas siempre.

4) Educación Física, con seis horas semanales por estudiante desde primer y hasta quinto año. 5) Arte y Patrimonio, que solo se dictará en primer y segundo año, con carga semanal de cuatro horas. 6) Ciencias Naturales, con seis horas en primer y seis horas en segundo año. 7) Física, con cuatro horas semanales por estudiante en tercer, cuarto y quinto año. 8) Química, con una carga similar al área anterior. 9) Biología, también con cuatro horas semanales en tercero, en cuarto y en quinto año.

10) Ciencias de la Tierra, que solo se imparte en quinto año con dos horas por semana. 11) Geografía, Historia y Ciudadanía, con seis horas de primer a tercer año y con cuatro horas semanales en cuarto y quinto año. 12) Formación para la Soberanía Nacional, con dos horas semanales por estudiante en cuarto y quinto año. 13) Orientación y Convivencia, que se dicta en los cinco años y mantiene una carga estable de dos horas. Y 14) Participación en Grupos de Creación, Recreación y Producción, con seis horas en cada uno de los cinco años.

Así, el Plan de Estudio comprende 44 horas semanales por estudiante en primer y segundo año de Educación Media General y 46 horas semanales para tercer, cuarto y quinto año.

Tres cambios notorios

La resolución ministerial del 24 de agosto derogó la anterior, que había sido publicada en Gaceta Oficial el 2 de diciembre de 2016. Sus Lineamientos para el Proceso de Transformación Curricular incluían 11 áreas de formación.

El cambio que tal vez ha sido más conocido por la opinión pública es el del área Ciencias Naturales, debido al regreso de Física, Química y Biología, por separado.

En una entrevista con El Universal, el ministro de Educación, Elías Jaua, lo explicó: “El año pasado, cuando se implementó el Plan de Estudio, se mantenían las materias de Ciencias Naturales a lo largo de toda la carrera, no veías de manera específica Química, Física, Biología. Hubo críticas y el presidente Nicolás Maduro nos instruyó a escuchar todas las opiniones al respecto y recoger las críticas. Luego se valoró que efectivamente, si bien la implantación del plan anterior era una propuesta surgida de la Consulta por la Calidad Educativa, había elementos que no se tomaron como previsión, y en ese sentido hubo una rectificación”.

Una segunda área que estrena nombre es la denominada Formación para la Soberanía Nacional. El artículo 9 de la nueva resolución define que “garantizará una visión de conjunto de la soberanía nacional en lo territorial, político, económico, cultural, de la biodiversidad, del espacio ultraterrestre, del espectro radioeléctrico y de su defensa integral”.

Al respecto, el ministro Jaua expuso al diario caraqueño que esa materia, que fue creada para la promoción de las artes militares, ha evolucionado en Revolución hacia un concepto de defensa integral de la nación como lo establece la Constitución. “La educación premilitar fue creada durante el gobierno del presidente Luis Herrera Campins, siempre es bueno recordarlo. Porque quienes fueron partícipes de esos momentos, ahora pretenden atribuir la creación de esa materia y descalificarla, como una concepción militarista del Gobierno Bolivariano. Yo estudié en el pasado esa materia, en cuarto y quinto año”.

Y, una tercera área que cambia de nombre, es la que el año escolar pasado se denominó Grupos Estables y a partir de ahora se llamará Participación en Grupos de Creación, Recreación y Producción.

Mientras que las áreas comunes deben ser cursadas por el grupo completo de estudiantes de cada sección, los Grupos de Creación, Recreación y Producción “son de obligatorio cumplimiento y están dirigidos al trabajo por grupos de interés independientemente de la edad, la sección y el año que se esté cursando”, se lee en el artículo 6 de la última resolución.

Cada estudiante selecciona el grupo en que desea participar. En liceos de San Cristóbal visitados para un reportaje de enero pasado, se conoció que durante el año escolar 2016-2017 algunos de estos grupos eran de: tejido y manualidades, audiovisuales, música, gastronomía, ajedrez, electricidad y estudio de la Biblia, entre otros.

Sobre esta área de formación, el ministro Jaua dijo a El Universal que sí tendrá evaluación y será cualitativa: “Todos los estudiantes tendrán que presentar un proyecto y hay una evaluación del proyecto. Si escogieron, por ejemplo, carpintería, al final vas a entregar una silla. Se estimula el saber hacer. Es otro paradigma. La aplicación del conocimiento en productos concretos. O recuperas bombillos, como hacen en una escuela. ¿Qué es mejor, sacar una nota de 20 puntos o crear y reparar un bien?”.

De la comparación de ambas Gacetas también se desprende que regresan los nombres de “Castellano” (el año pasado fue “Lengua”) y de “Inglés y otras lenguas extranjeras” (el período anterior se llamó “Lengua extranjera”) para estas dos áreas de formación. La que en el 2016-2017 se enunció como “Memoria, Territorio y Ciudadanía”, ahora en el 2017-2018 se renombra como “Geografía, Historia y Ciudadanía”.

La “correcta aplicación del Plan de Estudio integrado para Educación Media” es una de las tareas principales dentro de las cinco líneas de acción para el fortalecimiento del sistema educativo que dictó el Ejecutivo nacional. Así lo precisan las “Orientaciones pedagógicas 2017-2018”, un documento del Ministerio de Educación en el cual se afirma: “Consideramos el currículo en construcción permanente y continua”.

“Existe incertidumbre sobre la aplicación”

“Para la fecha, existe una total incertidumbre en el docente en cuanto a la aplicación de la adecuación curricular”, consideró Cristian Sánchez, doctor en Educación y especialista en currículo, al observar que la instrumentación no termina de concretarse.

El currículo, por definición, constituye un elemento clave en el diseño y aplicación de cualquier sistema educativo. El de Venezuela tiene unas características particulares, con un enfoque netamente social que ha permeado toda la estructura educativa, apuntó el experto.

La concepción que se tiene del actual currículo, que es llamado por el Estado-docente como una transformación curricular, es que día tras día, o período tras período, o año tras año, debe hacerse una revisión y, a partir de allí, organizar toda una estructura curricular pertinente para el siguiente año escolar.

“Sin embargo, sobre todo para el docente, esto no ha traído la suficiente convicción educativa y la suficiente apropiación para poder ser aplicado en el contexto educativo. Ello ha traído incertidumbre sobre las finalidades educativas y sobre cómo el Estado-docente concibe los referentes éticos y los procesos indispensables, que son base de todo sistema curricular”.

Sobre el área de formación de Ciencias Naturales, Sánchez recordó que el año escolar anterior se presentó “conflictiva” porque “unificaba las ciencias básicas naturales y, para muchos docentes y la sociedad en general, no se concebía que la Física, la Biología y la Química fueran administradas sin la adecuación práctica necesaria y solamente desde una conexión de contenidos que medianamente puede hacer el docente”.

El académico recordó que el Estado-docente argumentó esta agrupación sobre la base de un sistema integrador, que trata de dejar a un lado la atomización de contenidos o la llamada “didáctica reduccionista” para convertirlo en una didáctica crítica, reflexiva e integral. “Sin embargo, para el presente año escolar pareciera que esa fundamentación queda a un lado y volvemos, de acuerdo con la resolución, a una parcelación de esas áreas básicas del conocimiento”.

Sobre los Grupos de Creación, Recreación y Producción, el también docente de la UPEL-Rubio refirió que, en instituciones educativas del Táchira en las cuales han podido hacer labores de investigación académica, han concluido que “esos grupos estables no han sido la mejor experiencia, porque vienen precedidos de un fundamento curricular sin una debida instrumentación y sin las dotaciones necesarias para que eso se pueda realizar”.

Daniel Pabón

 

El Dato 

“Llegar a 20 mil conucos escolares como base para la estabilización del PAE”, es una de las tareas principales del año escolar que comienza, según el documento “Orientaciones pedagógicas” del Ministerio de Educación.

Los muchachos volverán desde este lunes con entusiasmo a las aulas. (Foto referencial/Archivo)