Foto: AP

“Tuve que pagar US$39,35 para cargar en brazos a mi bebé después de que nació”.

Eso es todo lo que Ryan Grassley escribió en la red social Imgur el martes pasado. La imagen que acompañaba al texto se encargó del resto.

Se trata de una factura con fecha del 23 de septiembre que muestra que él y su esposa, Lidia Grassley, debieron pagar casi US$40 por tener contacto “piel a piel” con su hijo Samuel luego de que naciera por cesárea en un hospital en Utah, Estados Unidos.

Tres días después de haber compartido la imagen, la publicación de Imguracumula más de 6 millones de vistas y unos 2.500 comentarios.

“Ridículo”

“El 4 de septiembre mi hijo nació. En la sala de operaciones la enfermera nos preguntó si queríamos hacer piel a piel lo antes posible tras su nacimiento. Luego de la cesárea, nuestro bebé fue lavado y preparado para el piel a piel”, contó el padre en una publicación en el sitio de financiamiento colectivo Go Fund Me.

Allí Grassley explicó que quería recaudar dinero para pagar los US$39,35 para pagar este cobro “ridículo”.

Muchos de los comentarios publicados en Imgur reflejan este sentimiento. El usuario selfinflictedimgury, por ejemplo, escribió: “Todavía no he cargado a mi hija porque me niego a pagar. Ella ya tiene 5 años”.

Otra persona bajo el nombre de KristineNoel opinó: “Con el tiempo vas a ser feliz de pagar US$39 para que otro cargue a tu bebé”.

De hecho, tanto la publicación original como la campaña de recaudación posterior tenían el simple objetivo de compartir algo “divertido”, tal como Grassley escribió en Go Fund Me.

No obstante, la factura generó un debate mediático sobre el costo de la salud en Estados Unidos y la importancia del contacto piel a piel (además de darle notoriedad pública a la pareja y recaudar en Go Fund Me US$125, tres veces más de lo solicitado).

Sorpresa y consternación

“Ha sido interesante ver el estado de shock de personas de todas partes del mundo por los costos médicos en Estados Unidos”, escribió Grassley, quien según su biografía en Twitter es cineasta.

Una de las ventajas del contacto piel a piel temprano del bebé con su madre es la lactancia materna.

La publicación en Imgur está repleta de comentarios de estadounidenses contando historias insólitas sobre facturas médicas y de personas que no viven allí expresando su sorpresa por el sistema de salud de la primera economía del mundo.

El usuario muaythaimaxey incluso hizo una observación sobre el ítem en la factura valuado en US$61,96: “Te cobraron la consulta de lactancia por cada seno”. Es que al lado del monto dice: “Cantidad: dos”.

Otros tantos usuarios se mostraron enojados y consternados por obligar a los padres a pagar por un procedimiento que, según una creciente evidencia científica sobre el tema, es positivo para el bebé y su madre en particular.

Un estudio de 2013 publicado por la Organización Mundial de la Salud analizando más de 2.100 casos concluyó que los bebés que recibieron contacto piel a piel inmediatamente después del nacimiento “lloraron menos, interactuaron más con sus madres, tuvieron mejor estabilidad cardiorrespiratoria y fueron más propensos a ser amamantados”.

Además, “no se identificaron efectos negativos importantes”.

El monto cobrado a la familia Grassley no fue por cargar en brazos a su bebé sino para tener un enfermero extra en la sala de operaciones.

La razón de los US$39,35

A pesar de lo que decía la factura, la tarifa que debió pagar la familia Grassley no fue por cargar en brazos a su bebé.

Janet Frank, vocera del Hospital Utah Valley en la ciudad de Provo donde nació el niño, explicó a los medios que ese monto sirve para pagar la presencia de un enfermero extra en la sala de operaciones en las cesáreas.

Como la madre puede estar débil tras la intervención quirúrgica, ese enfermero de más tiene la tarea de asegurar que el bebé y la madre estén seguros durante el contacto piel a piel.