Foto: El Heraldo.

Abril de 2017 quedará registrado como el mes con mayor represión en la páginas más recientes de la historia de Venezuela. Más de 100 agresiones a los trabajadores de la prensa desde que la oposición volvió a las calles para exigir la restitución del hilo constitucional en el país revelan que los periodistas son blanco de la violencia de los cuerpos de seguridad y colectivos.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela (SNTP) reveló que 80% de las agresiones registradas contra integrantes de los medios de comunicación han sido perpetradas por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Explican que los trabajadores de la prensa han sufrido golpes, heridas por bombas lacrimógenas, robo de equipos y celulares, detenciones y amenazas. Los impedimentos para informar de manera oportuna también son parte de las agresiones que han afectado a los corresponsales de los medios internacionales, quienes no escapan de la persecución.

Las violaciones del derecho al trabajo de los comunicadores se ha ido incrementado con el paso de los días. El 3 de abril, se registró una agresión en contra de un fotógrafo de la agencia Reuters, presuntamente por colectivos. Un día más tarde, dos periodistas recibieron  pedradas en la cabeza y dos fueron amenazados con quitarles sus equipo de trabajo.

El 6 de abril la Policía Nacional Bolivariana se llevó detenido a un trabajador de la prensa. Hubo un periodista herido por la GNB y dos agresiones.

La violencia llegó al interior del país el 8 de abril. Cuatro reporteros gráficos fueron agredidos en Carabobo, cifra a la que se sumaron cinco agresiones en Caracas, dos heridos y una detención. El robo de dos celulares y destrozos a un diario regional formaron parte del registro del 10 de abril, que incluyó dos amenazas a periodistas, cinco agresiones, un herido y un detenido.

Dos detenciones a periodistas franceses, un comunicador herido y uno raptado figuraron en las denuncias del SNTP del 12 de abril. Seis periodistas amenazados, un detenido y golpeado y otro agredido abultaron la cifra de agresiones contra la prensa el 13 de abril. El 17 de abril un comunicador social y reportero gráfico fueron detenidos.

El 19 de abril la oposición convocó la “Mamá de las Marchas” con 26 puntos de concentración en Caracas y actividades en el interior del país. La jornada que culminó con dos personas asesinadas, un menor de edad en Caracas (Carlos José Moreno) y una mujer en Táchira (Paola Ramírez) también fue la de mayor incidencia para los trabajadores de medios de comunicación, que sufrieron más de 20 agresiones.

Cinco periodistas resultaron heridos, dos detenidos, tres  golpeados, cinco robados, seis amedrentados -uno de ellos también agredido-. Hubo un ataque a sede del diario Un Nuevo Día en Coro, estado Falcón y una amenaza a la emisora Class 987. Las transmisiones en televisión de Antena 3, Todo Noticias y El Tiempo fueron interrumpidas.

La oposición reeditó la “Mamá de las Marchas” el 20 de abril y las agresiones contra los periodistas, por parte de los cuerpos de seguridad, también se repitieron. La jornada finalizó con 12 comunicadores agredidos.

La “Marcha del Silencio” del 22 de abril, para rendir homenaje a los caídos, dejó un periodista detenido y cuatro agredidos. 24 horas más tarde, un trabajador de la prensa fue atacado y detenido.

El 24 de abril, también fue vulnerado el derecho a informar cuando se obligó a un periodista a borrar el material reunido durante la manifestación. También fue amenazado con detenerlo.

11 comunicadores sociales de medios nacionales, independientes e internacionales fueron víctimas de la represión de los cuerpos de seguridad del Estado el 26 de abril. Un periodista golpeado, dos trabajadores de la prensa agredidos y un ataque son el resultado para los comunicadores de las manifestaciones del 27, 28 y 29 de abril, respectivamente.

El Nacional en la mira

El equipo de El Nacional ha sido blanco de ataques mientras se encontraba ejerciendo su función. Durante abril, cuatro periodistas del medio han resultado afectados.

4 de abril. Abraham Tovar, reportero multimedia de El Nacional, recibió una pedrada en la cabeza mientras cubría la marcha opositora en la avenida Libertador. Resultó con una fisura en el cráneo.

19 de abril.  Isaac González fue rodeado por 20 funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en la autopista Francisco Fajardo. Fue amenazado con ser detenido. Su equipo de trabajo fue robado.

20 de abril. Los periodistas gráficos Abraham Tovar y Fabiana Rondón fueron golpeados con piedras, palos y botellas por colectivos cuando se encontraban en la redoma de La India reportando la protesta opositora.

26 de abril. Al periodista Ayatola Núñez, reportero del diario El Nacional, le cayó una bomba lacrimógena en la cabeza cuando se encontraba en Ciudad Universitaria en la cobertura de una protesta opositora.Requirió cinco puntos de sutura.

El Dato

En 25 días ocurrieron 90 hechos que vulneraron el derecho a la información: 106 trabajadores y reporteros fueron agredidos y 14 detenidos ilegalmente durante la cobertura.