Según la asociación civil sin fines de lucro, Convite, formada por investigadores, docentes y activistas con larga experiencia en el campo social, el presidente de la república, Nicolas Maduro, usa la amenaza como forma de gobierno.

Convite tras un seguimiento al discurso del mandatario nacional contabilizó que durante 2016 se hicieron por lo menos 39 amenazas directas contra la oposición, empresas y personas; además de varios insultos e intimidaciones.

De acuerdo con el informe realizado: El 9 de junio de 2016, Maduro amenazó con “radicalizarse” si la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos activaba la Carta Democrática. Esa amenaza también recaía contra la oposición.

Posteriormente, el 8 de septiembre el presidente afirmó que “tomar las armas es también un ejercicio de democracia” en referencia al gobierno de Estados Unidos, y de nuevo, a la oposición.

El diputado opositor Henry Ramos Allup, mientras ejerció la presidencia de la Asamblea Nacional, también fue objeto de amenazas del presidente. En tres ocasiones con una demanda directa por lo que llamó “discurso de odio” y la última vez, el 17 de Noviembre, también por “insanía mental”. Asimismo, el empresario Lorenzo Mendoza y los diputados Freddy Guevara y Julio Borges, en dos ocasiones.

Otros amenazadores del PSUV

Convite determinó que el expresidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, fue quien hizo más amenazas durante 2016: contra empleados públicos que firmaron por el revocatorio, a Lorenzo Mendoza y a la oposición por marchar del 1° de septiembre.
Del mismo modo, Jorge Rodríguez y Tibisay Lucena amenazaron a la MUD por “fraude” en recolección de firmas por el revocatorio, y el alcalde repitió al anunciar que pediría su anulación como partido político. También el Sindicato del Metro pidió que se despidieran a trabajadores firmantes “en 48 horas”.
Por último, el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, amenazó tres días antes que Cabello con una “respuesta contundente” si había violencia en marcha del 1S y Zobeida El Hinnaoui, alcaldesa de Calabozo, municipio Miranda del estado Guárico, llamó a la población  “saquear” a comerciantes que se negaran a abrir sus locales.
(Martín Fernández/Redacción web)