Runrunes: Los que estaban en el poder cuando se anunciaron obras de...

Runrunes: Los que estaban en el poder cuando se anunciaron obras de Odebrecht

623

Aquel  3 noviembre de 2006, cuando el presidente Hugo Chávez develó la piedra fundacional del Metro Los Teques, nadie imaginó que una década más tarde estallaría el escándalo de corrupción de dimensión continental por los sobornos que Odebrecht.

La compañía brasilera –dedicada a la construcción de obras de gran magnitud– pagó coimas durante 14 años a funcionarios públicos e intermediarios de 12 países de África y América Latina con el fin de obtener contratos para proyectos de infraestructura.

En ese acto de apertura del sistema de transporte público que une a Caracas con los Altos Mirandinos, hace 11 años, estuvieron presentes junto con el primer mandatario: el ministro de Infraestructura José David Cabello, el presidente del Metro de Caracas, Gustavo González López; el gobernador de Miranda, Diosdado Cabello y el ministro de Vivienda y Hábitat, Ramón Carrizalez (que hasta el año anterior había sido titular de Infraestructura).

En diciembre de 2016, diez años después del encendido de la primera estación del Metro Los Teques (aún en construcción), Odebrecht admitió ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos haber sobornado con 98 millones de dólares a funcionarios públicos en Venezuela.

Esto representa 12% de los 788 millones de dólares que repartió en comisiones la empresa brasilera, entre burócratas e intermediarios en una docena de países, para obtener el placé de sus proyectos sin mayores exigencias.

Venezuela fue el segundo país que recibió más coimas, después de Brasil, por parte de la constructora, y ante este escándalo la única respuesta del Gobierno fue anunciar que continuará la construcción de las obras suspendidas.

“Las terminaremos con trabajo nacional”, aseguró Nicolás Maduro el 5 de febrero de 2017, sin detallar aspectos como financiamiento, responsables, cronograma de entrega, ni nueva contratación.

Buena parte de los encargados de los organismos con los que Odebrecht firmó contratos de construcción durante la administración de Chávez y Maduro continúan ocupando cargos en el actual gobierno.

Hay nombres y apellidos ligados a cargos de dirección, que participaban en la toma de decisiones.

Si bien esto no implica la participación automática en irregularidades relacionadas con las contrataciones, si supone una responsabilidad, tal como lo establece el artículo 33 de la Ley de Estatuto de la Función Pública, que obliga a “vigilar, conservar y salvaguardar los documentos y bienes de la Administración Pública confiados a su guarda, uso o administración”.

El interés de las constructoras brasileras por establecer vínculos con Chávez quedó registrado en los cables diplomáticos del gobierno de Brasil en Venezuela, que han trascendido gracias a la operación LavaJato, que investiga el mayor caso de corrupción transnacional de Brasil.

En un cable del 05/02/2005, el embajador Joao Caros de Souza-Gomes informaba que había solicitado a la Cancillería venezolana reuniones de trabajo con el mandatario venezolano para el presidente de la constructora Camargo Correa, Carlos Rosa y para su homólogo de Odebrecht, Emilio Odebrecht (quien paga condena por 19 años).

Siete de las 10 obras de Odebrecht en Venezuela que  quedaron inconclusas comenzaron a levantarse cuando José David Cabello, ex titular de Industria y Comercio, y actual superintendente del Seniat, era ministro de Infraestructura.

A este despacho estaban adscritos el Metro de Caracas y Metro Los Teques, y que además asumió obras de envergadura como el tercer puente sobre el Orinoco y el segundo puente sobre el Lago de Maracaibo (Puente Nigale).

Gustavo González López, actual director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), como presidente del Metro de Caracas (2006-2009), también coincidió con las contrataciones de Odebrecht para la construcción  del Metro de Los Teques, Línea 5 del Metro de Caracas, Sistema de transporte Caracas-Guarenas-Guatire, MetroCable y CableTren Bolivariano.

En años anteriores, fue designado director general de la Oficina de Planificación y Desarrollo de Recursos Humanos del Ministerio de Infraestructura (durante gestión de Diosdado Cabello) y presidente de la Fundación para el Equipamiento de Barrios, Fundabarrios, adscrito a la cartera de Infraestructura.

Además en los cargos de dirección también figuraban: Elías Jaua,  Isidro Ubaldo Rondón Torres, Hugo Cabezas, Erika Farías, Daniel Eduardo Machado Gómez, Américo Mata, Asdrúbal Armando Veloz, Carlos Martínez Mendoza, Luis Gustavo Graterol Caraballo y Juan García Toussaintt.

Fiscalía sigilosa

Fiscalía sigilosa

El Ministerio Público venezolano se ha movido con sigilo. Entre sus reacciones al escándalo de las coimas, asignó abrir una investigación a la fiscalía 55º nacional y auxiliar, anunció que habían ordenado la detención de una persona (sin revelar su nombre) por estar vinculada a irregularidades de Odebrecht.

El 15 febrero, después de allanar las oficinas de la constructora en Caracas, declaró el congelamiento de cuentas bancarias, así como la prohibición de enajenar y gravar bienes muebles e inmuebles de la empresa.

A su regreso de una reunión celebrada el 16 de febrero en Brasil con el procurador general de ese país, Rodrigo Janot, la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, no declaró sobre las investigaciones. Siguen sin conocerse nombres de los responsables.