6 actividades que prolongan el mal humor

1264
Diferentes estudios aseguran que estar de mal humor no solo impide que disfrutes los buenos momentos que te regala la vida; también afecta directamente las relaciones con las personas que se encuentran a tu alrededor.

El portal de salud y bienestar, Eme de Mujer, enumeró seis actividades que prolongan este estado de ánimo:

EXCESO DE TRABAJO

Trabajar es importante, pero no lo es todo. Las personas que laboran más de 8 horas diarias y 7 días a la semana son propensas a sufrir depresión o estrés. Recuerda que los excesos nunca son buenos, incluso aquellos que parecen favorecernos.

DORMIR POCO

Descansar entre 7 y 8 horas diarias es fundamental para mantener un óptimo estado físico, emocional y mental.  Además ayuda a que las personas estén activas durante el día y tengan mucha energía. Si no duermes bien, tu estado de ánimo se verá inevitablemente afectado; y la tristeza e irritación nunca estarán muy lejos.

DEJAR LAS LUCES ENCENDIDAS

Este hábito evita que descanses apropiadamente, lo cual te genera incomodidad por el estado de alerta en que vives. Además, si dejas la televisión encendida, tu estado de humor se verá notablemente afectado.

REVISAR TUS REDES SOCIALES

Otra de las actividades que prolongan el mal humor está vinculada a esa compulsión de estar conectados las 24 horas. Está comprobado que las emociones sobre lo que publican tus amigos en las redes sociales son contagiosas, tanto si son positivas como negativas. Si estas todo el día observando lo que hacen los demás, puede crearte frustración, decepción y mal humor.

QUEDARTE EN CASA

Cuando pasas varios días sin salir de tu casa es posible que te sientas frustrada y molesta por la falta de vitamina D. Te recomendamos que salgas a caminar o a tomar algo con tus amigos. La soledad, en muchos casos, es otra de las actividades que prolongan el mal humor.

HACER DIETA

Cuando nos sometemos a un plan de alimentación riguroso, consumimos menos alimentos y azúcares, lo cual genera estrés y mal humor en las personas. Debes consultar a un especialista que diseñe una dieta a tu medida para solucionar este problema.

(Martín Fernández/Redacción web)