Cuando no duermes lo suficiente el cerebro se devora a sí mismo

1576

Un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Marche, en Italia, realizó un experimento donde tomaron imágenes cerebrales de cuatro grupos de ratones, entre los que se incluían: unos que descansaban bien durante 6 y 8 horas, otros a los que se les despertaba periódicamente, algunos que se les privó el sueño durante 8 horas y otros que mantuvieron despiertos 5 días seguidos sin dormir.

Los científicos observaron que la actividad de los astrocitos (células gliales que podan conexiones sinápticas innecesarias para mejorar el cableado de las neuronas) en los que habían podido dormir bien era del 6% y la del segundo grupo del 7,3%, pero la del tercero y cuarto se disparaba hasta el 8,4% y el 13,5%.

Actuaban en las sinapsis más grandes que suelen ser las usadas y, mientras que ese mantenimiento extra puede ser bueno, al comprobar que iba acompañado de una actividad también desenfrenada de las microgliales (celulas encargadas de devorar las células viejas y desgastadas durante la fagocitosis) no era un buen síntoma. Era una limpieza tan indiscriminada que el cerebro lo que hacía era devorarse a sí mismo.

“Mostramos por primera vez que porciones de sinapsis son literalmente comidas por los astrocitos debido a la pérdida del sueño”, dijo Michele Bellesi, autora principal del estudio. “Y sabemos que la activación microglial sostenida se ha observado en la enfermedad de Alzheimer y otras formas de neurodegeneración”, agregó.

Todavía se desconoce si este proceso ocurre en los cerebros humanos, pero si se prueba podría dilucidar si uno de los orígenes de esos daños tan severos es la falta de sueño.

(Martín Fernández/Redacción web)