Según un estudio realizado por la Universidad de Loughborough en Inglaterra, donde participaron 63.591 adultos, hacer ejercicio en una o dos sesiones semanales tiene prácticamente el mismo efecto en la salud que hacerlo diariamente, reseña Playground.

La investigación destaca en sus conclusiones, que los individuos con solo dos días de ejercicio consiguen reducir su riesgo de muerte en un porcentaje similar a quienes realizan el mismo trabajo cada día. Por supuesto, no se encuentran tan en forma, pero se benefician de las mismas ventajas saludables.

En comparación a las personas totalmente sedentarias, quienes practican ejercicio una o dos veces a la semana reducen un 30% su riesgo de muerte (un 40% menos por muertes cardiovasculares y un 18% por cáncer), mientras que aquellos que se ejercitan diariamente reducen su riego de muerte en un 35% (un 41% menos por muertes cardiovasculares y un 21% por cáncer).

“Millones de personas disfrutan de hacer deporte una o dos veces a la semana, pero están preocupados por si no hacen lo suficiente. Ahora vemos un claro beneficio en hacerlo. Se trata de una manera de estar en forma y ser saludable”, explica Gary O’Donovan, autor del estudio.

(Martín Fernández/Redacción web)