La ciencia médica le dio el estatus de “órgano” al Mesenterio, un doble pliegue de la membrana que cubre la mayoría de partes del abdomen y que hace conexión con los intestinos, luego de más de 500 años de ser mencionada por primera vez por Leonardo Da Vinci en uno de sus escritos acerca de la anatomía humana.

Fue en el siglo XVI cuando Da Vinci habló del Mesenterio pero nunca fue escuchado y la ciencia solo lo considero un repliegue del tejido que formaba una especie de apéndice sin relevancia. Sin embargo, un estudio que comenzó en el 2011 realizado por médicos en Irlanda, entregó evidencias suficientes para que en un artículo de la revista de salud The Lancet, los expertos J. Calvin Coffey y Peter O‘Leary le dieran el estatus de órgano del cuerpo humano.

Coffey, quien lideró esta investigación, aseguró que las primeras informaciones entregadas sobre la presencia de este órgano eran incorrectas, pues se decía que podía ser un fragmentario pero los estudios arrojaron que es una estructura simple y única.

El experto también afirmó que este hallazgo abre una nueva puerta a la disciplina médica investigativa, ya que se debe estudiar qué enfermedades pueden estar relacionadas a este tejido.

Ahora este nuevo órgano hará parte de los manuales internacionales de medicina.