¿Las canas tienen relación con el estrés? 

0
3621

Estabas disfrutando de un día normal, cuando lo viste en el espejo del baño: un cabello gris. Se destaca como una hierba en un mar de pasto cuidadosamente arreglado.

Silenciosamente, piensas: ¡Es el estrés! ¡No debería haber dejado que me afectara!

Probablemente has escuchado que puedes evitar la aparición de canas en tu melena manteniendo bajos los niveles de estrés. En ese caso, tenemos unas buenas y malas noticias: Es falso. El estrés tiene poco que ver con tus canas.

En realidad, los factores genéticos parecen desempeñar el papel más importante en la determinación de cuándo tu cabello comienza a perder su color.

“Para la gran mayoría de la gente, el pelo gris no se reduce a algo que ha hecho, sino a factores genéticos fuera de su control”, dijo Nina Goad de la Asociación Británica de Dermatólogos a la BBC.

Varios estudios en roedores han sugerido un vínculo entre el estrés y la aparición de pelo gris. Un estudio en 2011 incluso sugirió que la exposición a largo plazo al estrés, que ha demostrado que afectar nuestro ADN, podría modificar los genes que dan la tonalidad nuestro cabello.
Y un estudio de 2009 sugirió que la razón por la cual el pelo pierde su color es porque a medida que envejecemos, producimos cada vez menos una proteína protectora especial que protege al cabello de un proceso natural de blanqueamiento desde el interior.

Por suerte, los ratones no son personas (y la mayoría de ellos son de color gris ya de todos modos).

Hay poca investigación para apoyar la idea de que los resultados de esos estudios ocurren en humanos.

“No hay evidencia que vincule la aparición del envejecimiento con el estrés, la dieta o el estilo de vida”, Rodney Sinclair,

Profesor de dermatología de la Universidad de Melbourne escribió en un post para The Conversation.

Por lo tanto, si estás preocupado porque tus canas son el resultado de tu estresante vida, esto es una cosa menos de qué preocuparte.