Los perros mejoran nuestra salud

833

Tener una mascota en casa nos aporta felicidad y diversión, pero específicamente los perros mejoran nuestra salud física y mental, asegura el portal Eme de Mujer.

Según varios estudios, no sólo son un miembro importante de nuestras familias, sino que además, pueden hacernos sentir más saludables y alegres.

MEJORAN TU HUMOR

Está demostrado que pasar 15 a 30 minutos con tu perro puede ayudarte a sentir más relajada, tranquila y reducir notablemente el estrés.

La interacción y el amor recibido de tu cachorro te hará sentir feliz, dichosa y a mantener una mente positiva. Incluso el simple hecho de observar a tu mascota aumenta la cantidad de oxitocina, sustancia química que hace que tu cerebro se sienta muy bien.

TU CORAZÓN ES MÁS SALUDABLE

Los estudios han comprobado que si acariciamos a nuestros perros como si fueran hijos propios o grandes amigos, podemos reducir considerablemente la presión arterial y por ende hay un menor riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con el corazón.

También ha sido demostrado que las personas que tienen un perro consiguen dormir mejor por la noche y se enferman con menos frecuencia.

TE RECUPERARÁS RÁPIDO DE TUS ENFERMEDADES

Los perros están cubiertos de gérmenes y bacterias por ende sus  dueños están siempre expuestos a ellas.  Esto ocasiona que el organismo de cada amo combata rápidamente cualquier posible enfermedad con mayor resistencia.

Debido a esto, las personas con perros se enferman con menos frecuencia y se recuperan mucho más rápido.

ALIVIAN LA DEPRESIÓN

Cuando una persona se siente deprimida y triste quiere alejarse del mundo y estar a solas. En estos casos los perros son un gran apoyo para nosotras, nos devuelven la alegría, la esperanza y buen motivo para seguir adelante día a día.

Ellos son capaces de inyectarnos una buena dosis de optimismo y tranquilidad con su amor incondicional.

TU VIDA SOCIAL ES MÁS ACTIVA

Las salidas y  paseos por los parques en donde el cachorro se divierte y juega con otros perros, impulsa a sus dueños a socializarse con nuevas personas. Esto nos aporta un equilibrio emocional y nos ayuda a ser más responsables, atentos y cariñosos.

(Martín Fernández/Redacción web)