Muchas personas se plantean con frecuencia ir a un psicólogo, pero no lo hacen por el miedo que les produce la idea de padecer un trastorno mental. Esta es una concepción totalmente errónea, señala el portal de salud y bienestar Ifeelonline.

Según el sitio web, visitar a un terapeuta puede ayudar al paciente en muchos aspectos de su vida, tanto físicos, como emocionales y espirituales; pues conversar con un especialista es de gran ayuda para una persona que se siente atrapada, bloqueada o perdida. También cuando no sabe qué decisión tomar o cómo actuar, cuando sufre un golpe duro en su vida y no consigue reponerse, o simplemente, porque quiere iniciar un proceso de autodescubrimiento y desarrollo personal.

No se puede negar que visitar al psicólogo puede resultar un paso importante porque no es fácil abrir la puerta de nuestra vida a un desconocido, pero resulta muy beneficioso para quien lo necesita. De la misma forma que acudimos a un médico cuando nos duele el tobillo, ¿por qué no acudir a un psicólogo cuando tenemos un problema o alguna duda?.

(Martín Fernández/Redacción web)