transplanteUn equipo de médicos sudafricanos anunció el viernes haber realizado con éxito el primer trasplante de pene en el mundo, tres meses después de la operación.

“Fue un privilegio haber participado en este primer trasplante de pene exitoso en el mundo”, declaró el profesor Frank Graewe, quien dirige el departamento de cirugíareconstructiva de la Universidad de Stellenbosch (suroeste).

Otro trasplante de pene fue realizado en China en 2006. A pesar del éxito quirúrgico de la operación, el órgano tuvo que ser retirado a causa de “problemas psicológicos del paciente”.

Una operación el 4 de noviembre de 2014 en el instituto Curie de París

El paciente sudafricano, de 21 años, ha podido recuperar todas las funciones urinarias y reproductivas de su órgano, precisó el profesor.

Sufrió una amputación del pene hace tres años, tras una infección a causa de una circuncisión mal efectuada durante una ceremonia tradicional africana.

El joven fue operado en el hospital Tygerberg de Ciudad del Cabo durante nueve horas, el pasado 11 diciembre. El pene había sido retirado de un donante que murió, cuya familia recibió los agradecimientos de la familia del hombre al que se realizó el trasplante.

“Probamos que era posible. Le pudimos dar a alguien un órgano tan bueno como el que tenía” declaró el profesor Graewe en su comunicado.

Esta operación tendrá un eco muy particular en Sudáfrica, donde este tipo de accidente durante ceremonias iniciáticas es bastante frecuente.

La circuncisión tradicional, por ablación del prepucio, generalmente se realiza hacia el final de la adolescencia en varias culturas sudafricanas, tras un periodo iniciático en medio de la selva.

“Una prueba de coraje, de estoicismo”, señalaba el difunto presidente Nelson Mandela en sus memorias.

‘El donante salvó varias vidas’

Cada año el país lamenta cierto número de muertos o mutilados.

Entre 2008 y 2013, 486 jóvenes murieron a causa de estos rituales de pasaje a la edad adulta, lo más frecuente a causa de infecciones o gangrenas consecuencia de la circuncisión.

Algunos sobreviven, pero quedan mutilados de por vida.

“Hay una mayor necesidad de este tipo de operación en Sudáfrica que en cualquier otra parte del mundo”, admitió el profesor Andre van der Merwe, miembro del equipo quirúrgico y jefe del departamento de urología en Stellenbosch.

“Nuestro objetivo es que vuelva a ser totalmente funcional después de dos años, y estamos sorprendidos por esta recuperación tan rápida”, explicó respecto a su paciente.

“Para un joven de 18 o 19 años, la pérdida de su pene puede provocar un trauma profundo”, subrayó el profesor. A esa edad, la víctima “no cuenta forzosamente con la capacidad psicológica como para manejar este accidente. Se han registrado suicidios entre estos jóvenes”, añadió.

Ante la prensa, el profesor van der Merwe declaró que los “héroes” de esta historia es el donante y su familia.

“Han salvado varias vidas, porque han donado los pulmones, el corazón, los riñones, el hígado, la piel, la córnea y el pene” del difunto, explicó.

Los cirujanos de la Universidad de Stellenbosh habían buscado durante mucho tiempo un donante compatible, en el marco de un proyecto piloto para desarrollar los trasplantes de pene.

El equipo proyecta realizar otros nueve trasplantes.

Sudáfrica es históricamente un país pionero en la cirugía de trasplantes. El primer trasplante cardíaco de la historia fue realizado en ciudad de El Cabo en 1967 por el profesor Christian Barnard.

Algunas de las técnicas utilizadas para este trasplante de pene fueron, no obstante, adaptadas de otras utilizadas en Francia en 2005 para el primero que se realizó de rostro, según reveló el equipo de Stellenbosch.

AFP