Uno de los canes antidrogas puso sobreaviso a los policías sobre la droga que Víctor C., ocultaba en sus zapatos.
Uno de los canes antidrogas puso sobreaviso a los policías sobre la droga que Víctor C., ocultaba en sus zapatos.

Un presunto  comerciante de ropa de origen caraqueño, que pretendía abordar  una unidad que lo trasladaría a la capital de la república, fue aprehendido en el Terminal de Pasajeros de La Concordia, luego de que le hallaran siete envoltorios de marihuana.

El detenido de 24 años de edad, con domicilio en Caracas donde además tendría un local de venta de ropa en el mercado de El Cementerio, fue  puesto en evidencia por uno de los perros de la Unidad canina Antidrogas de la PNB, de nombre    Princess, que  lo “marcó”, alertando a los uniformados sobre la posibilidad de que estuviera en posesión de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, como efectivamente ocurrió.

El procedimiento fue practicado  durante labores de patrullaje preventivo -Punto a Pie- que ejecutaban los funcionarios policiales en el principal  puerto terrestre de San Cristóbal, y que  apenas ingresaron junto con Princess  a las instalaciones, la perra dio un alerta hacia este hombre que se encontraba a la espera para comprar pasaje  que lo llevaría  a Caracas.

Ante esta situación, los uniformados  procedieron a  intervenirlo, solicitándole sus documentos de identidad,  seguido de una inspección corporal en la que  detectaron que en sus zapatos  ocultaba  siete envoltorios plásticos  repletos  de marihuana.

Con esta evidencia en su contra y ante el evidente estado de flagrancia, el supuesto comerciante  caraqueño fue arrestado, trasladado hacia el Centro de Coordinación  Policial  donde  se realizó el informe  correspondiente que le permitió dejarlo a disposición del Ministerio Público.

Quedó identificado como Víctor C.,  de 24 años de edad. (MB)