Abatió el Cicpc a dos presuntos delincuentes en Puente Real

25664

Dos presuntos delincuentes que estaban siendo solicitados por el delito de homicidio y que serían parte de la organización hamponil llamada Clan de Puente Real, que opera en esa populosa zona, resultaron abatidos por funcionarios del Cicpc, este martes al mediodía. Una nota de prensa  de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, a cargo del coronel Ramón Cabeza, confirmó el suceso, al referir que “en un enfrentamiento con el Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas del Táchira, Cicpc, luego de
una persecución en Puente Real, fueron abatidos dos sujetos que  se trasladaban en un vehículo Renault Twingo, gris”.

Cabeza identificó a los abatidos como Cristofer Maldonado, venezolano, apodado el Faro, y Jhonny Candela, apodado el Bombillo, quienes luego de notar presencia policial en el sector Puente Real, a la altura del pasaje Cumanacoa, descendieron del vehículo y se enfrentaron a la comisión policial.

Los sujetos quedaron heridos, siendo trasladados al CDI de Puente Real, falleciendo posteriormente. Así mismo, se conoció que los hombres estaban siendo solicitados por homicidio.

Otra fuente complementó la información, al explicar que a eso de las 11:30 de la mañana de ayer funcionarios de la División de Homicidios del Cicpc pretendían practicar algunos allanamientos en Puente Real, en el marco de las investigaciones que desarrollan en torno  a una serie de asesinatos recientes, cuando  en el pasaje Teófilo Cárdenas  con calle 9 se encontraron con el vehículo, placas DAY49P,   identificado por ellos como el que los integrantes de dicho clan utilizan para sus fechorías.

Ante esta situación, los uniformados exigieron que se detuvieran, pero sus ocupantes desacataron la voz de alto y   aceleraron, a la vez que comenzaron a disparar desde el interior del vehículo contra la comisión, dando origen a una persecución y a que los  funcionarios repelieran el ataque, provocando  un  intercambio de disparos que se extendió por unas cuantas cuadras.

Fue cerca de la sede de Fundesta, con avenida Marginal del Torbes, donde finalmente los dos hombres que iban en el Twingo se detuvieron, bajaron y continuaron disparando; sin embargo, ante la superioridad numérica del Cicpc, que para ese momento ya contaba con el apoyo de una comisión de la Guardia Nacional, los dos sujetos resultaron
heridos.

Uno de ellos, el conocido con el remoquete del Faro, a pesar de estar herido, habría emprendido la huida a pie, cubriendo la fuga a disparos, mientras que el otro fue auxiliado y trasladado en una unidad del Cicpc hasta el CDI del sector, donde ingresó sin signos vitales.

La persecución a pie del Faro habría sido de unas cinco cuadras, hasta  las inmediaciones de la escuela Los Andes, donde  presuntamente se “enconchó”  por  un tiempo en una vivienda, hasta donde un grupo de funcionarios optó por entrar y sacarlo. Gravemente herido, también fue auxiliado y movilizado hasta el centro asistencial, donde igualmente falleció.

La  amplia escena de los sucesos ocurridos hizo que esta zona fuera cercada por funcionarios del Cicpc, que durante las experticias practicadas  estuvieron  encabezados por sus superiores naturales, los comisarios Marcos Quevedo y Jerssen Mojica, jefe de la delegación Táchira y jefe de la subdelegación San Cristóbal, respectivamente.

Miriam Bustos