El Tribunal Superior de Cúcuta confirmó la sentencia del Juzgado Cuarto Penal del Circuito que, en primera instancia, absolvió al coronel William Alberto Montezuma López, excomandante de la Sijin en Cúcuta, por el delito de homicidio en persona protegida. Se trata de la terminación de uno de dos procesos judiciales (cuya absolución fue apelada por la Fiscalía y la Procuraduría) que enfrentaba el exoficial, señalado como determinador del asesinato de tres integrantes de una familia (Virginia Contreras de Granados, María Ruth Granados Contreras y José Antonio Granados Contreras), familiares de José Guzmán Santiago, alias el Puma, exguerrillero del ELN, ocurrido el 23 de julio de 2003, en Cúcuta. Este proceso inició tras las versiones entregadas por tres exparamilitares, que se acogieron a Justicia y Paz, identificados como Albeiro Valderrama Machado, Piedras Blancas; Orlando Bocanegra Arteaga, el Viejo o Boca, y José Mauricio Moncada Contreras, Moco Seco, quienes aseguraron sobre una alianza entre el coronel Montezuma con los paramilitares de la época.