Acusan a civiles armados en Rubio de disparar y herir a tres vecinos

4
A Néstor Laguado, sin ninguna razón le dispararon en ambas piernas y lo dejaron abandonado a la entrada de Rubio.

Tres personas civiles, armadas y con pasamontañas llegaron ayer a La Victoria, en el municipio Junín, dispararon por varias calles del sector, atacaron concretamente la casa del dirigente copeyano Cristhofer Conteras, y además se llevaron encañonado a un vecino, al que luego de dispararle en ambas piernas, dejaron abandonado en la Gran Vía.

Contreras explicó que la situación ocurrió este viernes, a las 2 de la tarde, cuando los tres pistoleros llegaron a bordo de una camioneta Merú, gris, y una Burbuja, y una vez descendieron de ella, en la parte baja, ingresaron por las distintas calles.

Al pasar frente a la casa del dirigente político, pese a que a la entrada había algunas personas con niños, incluyendo su esposa e hijos, uno de los sujetos disparó, provocando que todos se lanzaran al suelo, rompiendo con los tiros las ventanas de la fachada.

Estos fueron los tres presuntos colectivos encapuchados que ayer dispararon en las calles de La Victoria.

“Alcanzamos a resguardamos en la casa. Y ni siquiera había barricadas, protestas, manifestaciones, nada, cerca de la casa, porque la barricada está como a una cuadra de la casa. Además nos retaban al decirnos ´vénganse, vénganse´, realmente no sé qué pretendían”.

Dijo Contreras que seguidamente encañonaron a un vecino, al que identificó como Néstor Laguado, de 36 años, “a él lo encañonaron frente a mi casa, y se lo llevaron caminando hasta la entrada de Rubio, donde lo dejaron abandonado pero después de meterle un tiro en cada pierna. Se le auxilió y fue trasladado a un centro médico”, explicó Contreras, quien supone el ataque como represalia por las recientes acusaciones que ha hecho no solo contra los llamados colectivos, sino contra algunos funcionarios públicos que hacen vida en el municipio Junín. (MB)