Atribuyen a ajuste de cuentas el triple homicidio de los venezolanos en Tibú

4961

A un presunto ajuste de cuentas, derivado de su labor como “raspachines”, término dado en Colombia a los recolectores de coca,  atribuyó el coronel William Arias,  comandante (e) de la Policía de Norte de Santander, la muerte de tres los venezolanos la noche del viernes en la invasión La Isla, jurisdicción del municipio de Tibú.

Fueron identificados plenamente como los hermanos Iraní Coromoto, de 28 años de edad, y Nelson Segundo Morillo Rodríguez (34), además del esposo de la mujer, Yeiber José Hernández Muñoz, todos nativos del estado Zulia.

“Cabe resaltar que estas personas se dedicaban a la recolección de hojas de coca. Por las circunstancias de modo, tiempo y lugar, se puede tratar de un ajuste de cuentas”, destacó el oficial.

Según se conoció, la mujer y los dos hombres estaban el viernes, a finales de la tarde, en su casa, cuando ingresaron dos desconocidos y los atacaron a balazos, hasta matarlos.

“Hemos desplegado una labor de inteligencia e investigación criminal en aras de capturar a los responsables de este trágico hecho”, dijo el coronel Arias. “Al parecer -agregó-, los extranjeros habían llegado hace unos días a Tibú, en busca de oportunidades, y pronto regresarían al país vecino”.

Los hechos se registraron alrededor de las 6:00  de la tarde y, tan pronto se conoció la situación, “la Policía de Norte de Santander dispuso de un equipo, conformado por integrantes de la Sijin, Sipol y un fuerte componente policial, para dar con los autores materiales de este hecho de violencia. Hacemos un llamado a las personas para que denuncien a los responsables y se comuniquen a la línea 123”, añadió el coronel Arias.  (MB)