“Desde el interior del comando de la PNB le dispararon a...

“Desde el interior del comando de la PNB le dispararon a Luis José”

13378
Frente al portón, de donde aseguran que le dispararon a Luis José -hay como evidencia varias perforaciones de bala (de adentro hacia afuera)-, vecinos de Palmira este martes colocaron una especie de altar en homenaje a su memoria.
Luis José Alviárez Chacón, en julio próximo emigraría a Bogotá.

El joven se graduó de  bachiller de la República en 2015.  El 19 de abril  cumplió  su mayoría de edad, comenzó a estudiar en el IUT y desertó porque su verdadero anhelo era  ser chef internacional, para emigrar a Bogotá, donde reside su mamá.

Este martes, en la mañana, un grupo de amigos y familiares de Luis José Alviárez Chacón, de 18 años, asesinado de un balazo en el pecho el lunes en la tarde en Palmira, no solo exigieron  justicia, sino que aseguraron, según testigos, que el balazo que le quitó la vida presuntamente provino del interior del comando de la PNB, situado en la misma instalación donde funciona la Prefectura, a pocos metros de la sede de la alcaldía de Guásimos.

En la morgue del Hospital Central, donde se reunieron para reclamar el cadáver de Luis Alviárez Chacón, quien se graduó de bachiller de la República en 2015 y apenas el 19 de abril había cumplido su mayoría de edad, comenzó a estudiar en el IUT y desertó porque su verdadero anhelo era ser chef internacional, para emigrar a Bogotá, donde está su madre, todos se mostraban consternados, porque “ya su sueño no se hará realidad”.

Frente al portón, de donde aseguran que le dispararon a Luis José -hay como evidencia varias perforaciones de bala (de adentro hacia afuera)-, vecinos de Palmira este martes colocaron una especie de altar en homenaje a su memoria.

Nilsa Pernía, tía de Luis José, dijo que, al igual que un grupo de vecinos de Palmira, el muchacho efectivamente estaba manifestando en la calle, en los alrededores de la plaza Bolívar, pero que lo hacían de manera pacífica.

—Quienes estuvieron ahí, con él, han dicho que presuntamente le dispararon desde el interior de la sede de la PNB, que funciona ahí en la Prefectura. El proyectil le entró por el pecho y le salió por un costado. Lo auxiliaron de inmediato, lo subieron a una moto y lo llevaron al hospital de Táriba, pero no llegó vivo -contó en medio del dolor-.

Según lo que narraron los presentes en el hecho, tras dispararle al chico, siguieron disparando para tratar de dispersar a la multitud que, enardecida, se volcó contra los efectivos policiales que se encontraban dentro de la casilla o comando de la PNB que funciona en la Prefectura.

Nilsa Pernía, tía del joven asesinado, en nombre de la familia exigió justicia.

“Pero esto fue después de que le dispararon a mi sobrino. Hasta esa hora la protesta se había llevado sin problemas, ni siquiera habían trancado las calles. Pero luego de que lo hirieron y se corrió  la voz que había muerto, fue que la gente  hizo lo que hizo. Intentaron quemar y le lanzaron piedras a la sede policial, le prendieron fuego como a  tres motos de la PNB. La gente estaba muy dolida por lo que le hicieron a Luis. Sin ninguna razón lo  mataron”.

Así amaneció este martes el centro de Palmira, luego del asesinato del joven. (Foto/Carlos Eduardo Ramirez)

—Nosotros -continuó la dama- lo que queremos es que por lo menos su muerte no quede impune. Que se investigue el hecho hasta sus últimas consecuencias. Era un muchacho inocente, que tenía derecho a protestar. Ahí no había nadie armado. No es posible que en este país al que protesta lo maten. Los únicos que estaban armados eran los funcionarios de la PNB y fue desde donde ellos estaban que le dispararon -reiteró Nilsa-.

Recordó que su sobrino vivía en La Laguna, que trabajaba con un tío en la distribución de  víveres, y que en julio próximo se reuniría en Bogotá con su mamá, quien hasta ayer al mediodía no había podido llegar al Táchira para darle el último adiós a su único hijo.

Lo que dijo el ministro Reverol sobre los dos casos del Táchira

En información a los medios, este martes, el  ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, al hacer un balance de los hechos registrados en el país el día lunes y sobre los dos asesinatos en el Táchira, dijo lo siguiente:
“Lamentablemente perdió la vida el joven Luis José Álvarez Chacón, de 18 años en la plaza Bolívar de la localidad de Palmira, en el municipio Guásimos del estado Táchira. Este joven se encontraba manifestando conjuntamente con una turba de personas en el momento que atacaron, saquearon y quemaron la sede de la Policía Nacional Bolivariana en Palmira. El Cicpc, en conjunto con el MP, está haciendo todas las investigaciones de campo y la planimetría respectiva para establecer la responsabilidad de las personas que causaron la muerte de este joven”.

“Igualmente en el estado Táchira, en el sector Capacho Nuevo, municipio Independencia, también falleció el ciudadano Diego Armando Hernández Barón, de 32 años, quien se encontraba cumpliendo su servicio como mototaxista y en ese momento recibió un impacto de bala en el esternón, falleciendo en el hospital Capacho Nuevo. Este señor era líder militante del Psuv, de la comunidad, y era encargado en el municipio de la organización de todos los Comités de Abastecimiento y Producción de los Clap”, añadió.

Un segundo homicidio en Guásimos

De un segundo homicidio, en el municipio Guásimos, se conoció este mismo lunes, a avanzadas horas de la noche. La fotografía  del cadáver de  un hombre, a quien en las  redes sociales lo identificaron como Douglas Ramírez, comenzó a difundirse rápidamente.

Efectivamente, tal homicidio ocurrió en el sector La Victoria. En la gráfica que circuló se observa el cadáver abaleado, semiacurrucado  y recostado a una roca, al costado de una carretera.

El Cicpc también levantó y trasladó el cuerpo a la morgue del Hospital Central, donde ayer se trató de confirmar la identidad de la víctima, pero al parecer allí fue ingresada como “Desconocido”.

De este homicidio se informó que se resistió al robo de una moto, y que otro joven que lo acompañaba resultó herido.