Dos soldados del Ejército venezolano aprehendidos por muerte de maquinista...

Dos soldados del Ejército venezolano aprehendidos por muerte de maquinista colombiano en río Táchira

5667
Libardo Fuentes Hernández, la víctima.
Libardo Fuentes Hernández, la víctima.

Dos soldados del Ejército  venezolano habrían sido detenidos por el Cicpc en el marco de  la investigación que se adelanta para esclarecer el homicidio de un maquinista colombiano, ultimado de un tiro de FAL en la cabeza, este jueves en la mañana mientras trabajaba  con una retroexcavadora  entre río Táchira y río Pamplonita.

La información  provino  de fuentes judiciales ligadas a la investigación que además presumieron que el conductor de la retroexcavadora pasó sin darse cuenta algunos metros  la línea divisoria,  y que los  militares venezolanos actuaron en consecuencia, hacia las 8:30 de la mañana.

La víctima falleció en el acto, sobre el asiento de la máquina que conducía. Se llamaba  Libardo Fuentes Hernández,  de  63 años de edad, vivía en Cúcuta y  trabajó  durante 26 años para  la empresa trituradora neogranadina denominada “La Roca”.

Su ayudante, Gelar Barreto Gutiérrez, también empleado de la trituradora, dijo que  repente dos militares llegaron a la orilla del río (del lado venezolano) y comenzaron a disparar.

“Yo me tiré de la volqueta, levanté las manos y les pedí que no me mataran; gracias a Dios estoy vivo”, declaró a la prensa colombiana. Con una distancia de diez metros, aseguró Gelar, vio cómo un sargento del Ejército venezolano le hizo tres tiros a Libardo Fuentes. “En el tercer disparo, el vidrio de la máquina quedó teñido de sangre”, relató a Diario La Opinión.

Barrero fue detenido y más tarde, dejado en libertad. Sostuvo que los militares lo hicieron caminar durante una hora  y que hicieron caso omiso a su petición de  auxiliar a su amigo.

Miriam Bustos

“Que  no politicen el asesinato

de mi hermano  Libardo”

Antonio Fuentes, hermano de Libardo, pidió que el caso no se politice y aseguró que existe un video “donde se ve que prácticamente fue un asesinato”.

Este viernes mientras se tramitaba  la entrega del cadáver, Antonio Fuentes,  hermano de Libardo, lamentó  que el hecho se hubiera politizado y pidió  cese a  esta situación.

“El ayudante de mi hermano pidió que no dispararan, que no los mataran. Él fue detenido pero ya lo dejaron en libertad. A mi hermano lo conocían mucho en Cúcuta, en Norte de Santander, era muy querido.  Le dispararon a matar. Y ahora lo que no queremos es politiquería, que empiecen  ´que si yo no fui, que sí fue´, lo que esperamos es que  de ambos lados se  investigue a fondo lo que pasó, que se aclaren las cosas y que quiénes  lo hicieron pues que paguen. Que esto no quede impune, porque  hay incluso un video donde se ve que prácticamente fue un asesinato. Y otra cosa, nadie va a hacer una trocha a la vista de todos… Es absurdo. No queremos que se politice, porque a quien realmente le duele su muerte  es a su familia y merecemos respeto”, declaró. (MB)

Versiones encontradas

El crimen del operario de la retroexcavadora, quien murió dentro de la misma, provocó reacciones de ambos países entre el jueves y viernes.

Mientras el testigo y la empresa colombiana aseguran que al momento del crimen trabajaban sacando material de arrastre, autoridades venezolanas habrían indicado que se encontraban   abriendo  una trocha. El suceso del jueves provocó reacciones  y  ha creado discrepancias  entre ambos países.

“Venezuela rechazó este viernes las declaraciones hechas por el gobierno colombiano el jueves, en relación a la muerte de Libardo Fuentes (…). Mediante un comunicado, la cancillería venezolana asegura que las declaraciones entregadas por el gobierno de Juan Manuel Santos son “apresuradas, tendenciosas y maliciosas”.

“Como parte del protocolo que se aplica en estos casos, el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela ordenó una investigación a fondo y llama la atención al gobierno de Colombia para que se active en la lucha contra las bandas criminales de paramilitares, contrabandistas y narcotraficantes que tanto daño le producen a Venezuela.”, indica el comunicado.

En este mismo tenor, el comisionado de Seguridad Ciudadana del  Táchira, Ramón Cabeza, aseguró que el hecho se presentó cuando los militares sorprendieron a los obreros “abriendo una trocha”. Según él, en el lugar había un grupo de personas “y se presume que se presentó un intercambio de disparos en el que murió el operario de la retroexcavadora”.

En tanto  que la Cancillería colombiana emitió un comunicado en el que además de lamentar la muerte de Fuentes,  pidió investigar el hecho. “El Ministerio de Relaciones Exteriores, en nombre del Gobierno de Colombia (…) expresa su más enérgico rechazo al uso desproporcionado de la fuerza por parte de uniformados venezolanos contra el connacional, en hechos registrados en la frontera colombo-venezolana (…)”.

El cadáver  del trabajador colombiano fue  ingresado en horas de la noche  a la morgue del Hospital Central de San Cristóbal, donde ayer se le entregó a su familia, y a través del consulado colombiano, lograr su repatriación y brindar asistencia a sus  parientes.(MB)