En el terminal fue apresado exsoldado solicitado por Violencia de Género

En el terminal fue apresado exsoldado solicitado por Violencia de Género

4581
El exsoldado fue entregado este lunes por efectivo del Desur a la Fiscalía Militar, en La Fría, municipio García de Hevia.
El exsoldado fue entregado este lunes por efectivo del Desur a la Fiscalía Militar, en La Fría, municipio García de Hevia.

Un exsoldado, ahora albañil, que estaba siendo solicitado desde diciembre del año pasado por el Juzgado Militar Decimotercero, por el delito de Violencia Contra la Mujer, fue apresado este domingo por funcionarios de la Guardia Nacional, adscritos al Desur-Táchira.

La detención  de  J. Lizarazo, de 30 años de edad, quien hace casi cuatro años  fue sometido a un proceso judicial por Ultraje al Centinela, la practicaron los militares en las adyacencias del Terminal de Pasajeros de La Concordia, cuando procedieron a intervenirlo, una vez observaron que mostraba una actitud nerviosa.

Por ello, al verificar su estatus judicial ante el sistema policial, resultó que J. Lizarazo tenía una solicitud por el Juzgado Militar Decimotercero de Control- Extensión La Fría-, según expediente CJPM-TM13C-002-2014, de fecha 2 de noviembre de 2016, por el delito de Violencia Contra La Mujer.

Una vez tuvieron conocimiento de esta situación, los funcionarios motorizados de la Cuarta Compañía del Desur procedieron a detenerlo, y este lunes lo trasladaron a la ciudad  de La Fría, donde quedó a disposición de la Fiscalía Militar.

Por otra parte, y de acuerdo a lo que se pudo indagar, Lizarazo también se vio incurso en un delito cuando aún era efectivo militar, pues el 13 de diciembre de 2013,  el soldado  Joselito Silva, que se encontraba desempeñando en el servicio de Centinela de Polvorín, fue atacado con un cuchillo por el mencionado exsoldado y otro que lo acompañaba, de apellido Bravo, hiriéndolo en el costado izquierdo.

Tanto los agresores como el agredido eran plaza del 253 Batallón de Infantería Motorizada “Cnel. Genaro Vásquez”, y tanto  Lizarazo como Bravo tenían más de 15 días de permiso, que les otorgó la superioridad para que gestionaran sus retiros de la unidad táctica militar en la que estaban, por presentar ambos mala conducta. (MB)