“Exijo justicia por la muerte de mi hijo arrollado por un borracho en Michelena”

3241
José Eliécer Chacón Pineda, la víctima.
Mary Pineda de Chacón, madre del joven arrollado hace tres años y medio en Michelena, sigue exigiendo justicia por la muerte de su hijo.

A casi cuatro años de que  uno de sus hijos murió arrollado tras ser embestido por un conductor presuntamente ebrio, Mary Pineda de Chacón exige que la justicia se cumpla y que el responsable del hecho pague con cárcel el haberle arrebatado la vida, a las 6:30 de la mañana del 17 de diciembre de 2013.

Según la dama, la muerte de José Eliécer Chacón Pineda, de 34 años, a quien cariñosamente  llamaban “Puchi”, vivía en el sector Tequendama, Michelena, y aguardaba a que le dieran el trabajo como vigilante en el liceo “Camilo Prada”, no fue el resultado de un desperfecto mecánico que provocó que el conductor perdiera el control y lo arrollara, sino de una “gracia que pretendió hacer y le salió mal”.

“Ese día mi hijo iba con un amigo por la avenida Cero, se dirigían a la casa del amigo, cuando de repente una camioneta blanca pick up se subió a la acera y los atropelló a ambos, después de que el conductor le advirtió a una muchacha que iba con él en la camioneta  que ´mire como a estos c…les voy a meter un susto´. Pero los arrolló y los lanzó varios metros; mi hijo murió en el acto. El conductor huyó del lugar, ni siquiera intentó ayudarlos, y ese es otro delito”, recordó Mary.

Dijo que después de eso, el conductor de la camioneta, al que identificó como “Casas, para ese momento de 24 años, ahora ingeniero, se fue para su casa, lavó la parte delantera del vehículo y lo guardó en el garaje, como si no hubiera pasado nada. Resulta que esa camioneta si siquiera era de él, era de un vecino que la guardaba allí, y él la sacó sin permiso. Fue el dueño de la camioneta, quien después de ver en las redes sociales lo del accidente más temprano, concluyó que fue su vehículo el que estuvo involucrado en el hecho. Lo confirmó cuando observó en la parte frontal algunos restos de sangre y estaba abollada. Alejandro le respondió que la sangre era de un perro que había  atropellado en la avenida”.

Todo esto generó suspicacia en el dueño de la camioneta,  y al presunto responsable del hecho terminaron aprehendiéndolo posteriormente: “Lo sacaron todo borracho de la casa. Pero ahí comenzó la maquinaria de su familia (varios abogados) y de algunas personas con poder para sacarlo del problema. Incluso Contreras, para ese momento director de Política de la Gobernación y amigo de los familiares,  presuntamente intervino por él, llamó al juez el cual había asumido el caso y le dijo que por instrucciones del Gobernador, debía dejarlo en libertad, y así pasó. Luego se descubrió que era mentira y fue el mismo gobernador quien destituyó al director de Política, por haber utilizado su nombre en algo que ni siquiera tenía conocimiento. Sin embargo, no fue sino hasta el otro día que al conductor le hicieron las pruebas de alcoholemia y la experticia al carro. Pero los guardias nacionales que lo detuvieron saben que sí estaba borracho. Hay pruebas de eso”.

“Un llamado al gobernador José Vielma Mora

para que sepa lo que está pasando en tribunales”

“Se trató de un homicidio intencional con dolo eventual,  además de omisión de socorro. Y así inicialmente lo imputó el Ministerio Público. Pero en estos casi cuatro años ha habido muchos intereses para que ese muchacho no pague lo que hizo, ahorita está bajo presentación. El proceso se ha dilatado de todas las formas posibles, parece que han  comprado muchas conciencias. Se apeló que lo dejaran en libertad, y se aceptó la apelación, pero sigue libre, no han dictado la orden de aprehensión. Se han inhibido fiscales, se han inhibido jueces, y casualmente el último juez que agarró el caso, en menos de un año se ha ido de vacaciones o de  reposo; es decir, nos están negando justicia, le están dando largas. Llevamos tres años y medio de apelación en apelación, pero continuaremos hasta lograrlo”.

El llamado finalmente que hace la familia de José Eliécer, en  la voz de Mary, es directamente al gobernador del estado, José Vielma Mora: “Para que se dé cuenta de lo que está pasando en tribunales y eso deja mal parados a todos. Ya estamos cansados de ver cómo se maneja la justicia cuando la víctima no tiene dinero, dándole paso a la impunidad”.

Miriam Bustos