El incumplimiento de su tratamiento -por no conseguir las medicinas-, sumado a su situación económica y laboral, empeoraron el cuadro clínico de esquizofrenia y depresión de Hernán Javier Yuconza Llano, de 45 años, quien asesinó a puñaladas a su esposa e hirió a su hija de cinco años.

El hecho tuvo lugar el domingo en la calle Chiquinquirá, entre la avenida 14 de Febrero y calle José Luis Andrade en Carora, estado Lara, cuando por razones desconocidas el hombre atacó a su esposa, Yaina Carolina Meléndez de Yuconza, de 37 años, propinándole dos puñaladas mortales, una en el tórax y otra en el hombro. La pelea transcurrió en la sala de la vivienda, en frente de todos sus familiares.

Una vez asesinado a su esposa, Yuconza se dirigió a la habitación donde reposaba su hija, a quien también atacó. La niña recibió dos puñaladas, una en el estómago y otra en las costillas, que la tienen luchando por su vida en una clínica privada de la entidad.

Según reseñó el diario El Informador, el hombre fue detenido por una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), a pesar que los familiares habrían intentado ayudarlo a escapar. Un diagnóstico médico indicó que Yuconza “está desconectado de la realidad”.

 

Vía CD