Otros dos homicidios en San Antonio

40
Miguel Ángel BalagueraJaimes, asesinado.

Con otros dos homicidios perpetrados este miércoles en San Antonio del Táchira, suman cinco los crímenes que en solo 24 horas se registraron en esa población fronteriza., capital del municipio Bolívar.

De acuerdo a la información que se logró conocer, el primero de estos crímenes tuvo lugar aproximadamente a las 2:30 de la tarde en plena vía pública de la avenida Venezuela con carrera 10, diagonal a la estación de servicio Internacional.

Allí, la víctima, caminaba por la acera cuando fue interceptada por seis sujetos desconocidos que se movilizaban en tres motocicletas, de los cuales, quienes fungían como “parrilleros” sin razón aparente, sacaron armas de fuego con las que la atacaron hasta causarle la muerte de manera instantánea.

Se trataba de Miguel Ángel BalagueraJaimes, de 25 años de edad, de oficio o profesión desconocida, de nacionalidad colombiana, con residencia en la calle 13 con carrera 17 del barrio Ricaurte.

Se dijo que tras el ataque al hombre, los asesinos motorizados huyeron velozmente del lugar, en tanto que minutos después el área fue tomada por funcionarios de la Guardia Nacional y de Politáchira, a la espera del arribo del Cicpc.

Un maletero en la Muralla
Hacia las 6 de la tarde de este mismo miércoles, se conoció de un segundo homicidio, el de un maletero identificado como Ángel YordanDepablosVega,a quien llamaban “Chichón”, venezolano, de 23 años de edad, domiciliado en la invasión Mi Pequeña Barinas.

El cadáver del joven fue hallado abaleado en una especie de escalinata de la calle 0 del barrio Curazao, en el sector La Muralla.

Sobre el homicidio de “Chichón” se cree que fueron los mismo sujetos motorizados que actuaron en el homicidio de BlagueraJaimes, por cuanto aseguran que fueron seis sicarios en tres motos los que pasaron muy cerca de él, y le dispararon sin ningún motivo.

Al igual que en el crimen anterior, el lugar fue tomado por funcionarios de la Guardia Nacional y de Polìtáchira, cumpliendo funciones de resguardo hasta la llegada del Cicpc.

Cinco en 24 horas
Con las muertes de Balaguera y Depablos, ascendieron a cinco los homicidios que solo en 24 horas, entre miércoles y jueves, se han registrado en San Antonio del Táchira, hechos que se asegura, podrían estar vinculados a una guerra que sostienen desde hace unos días, paramilitares y guerrilleros por el control de la zona.

Vale recordar que el miércoles después del mediodía, el presidente de la línea de taxis Cooperativa Divino Niño, Jesús Armando Duque Díaz, de 53 años, fue asesinado a balazos dentro de su vehículo, a la entrada de la urbanización Villa Bolívar, en Cayetano Redondo.

Se comentó, más no se ha confirmado, que el profesional del volante fue blanco de unos de los grupos irregulares que opera en la frontera, porque se había negado a pagar la “vacuna”.

Esa misma tarde, un oficial de Politáchira y un civil fueron ultimados a tiros en la trocha La Pared, sector Andrés Bello, y una tercera persona que los acompañaba, resultó gravemente herida.

El Oficial Agregado de Politáchira Jhon Alexander Almeida Bermon, de 27 años, y otro joven al que solo se le identificó como Darwin, quien supuestamentelaboró en tribunales y actualmente trabajaba para la Guardia Nacional, fueron las víctimas fatales.

Voceros policiales indicaron que las tres víctimas quedaron en la línea de fuego de un enfrentamiento que surgió en el sitio, entre presuntos paramilitares y guerrilleros, mientras que supuestos testigos del doble homicidio manifestaron que el ataque fue directo hacia los tres hombres, por parte de sujetos motorizados que les dispararon sin mediar palabra.

Siguen desaparecidos tres hombres secuestrados por sujetos armados
Por otra parte, hasta ayer al mediodía permanecían desaparecidos tres (aunque inicialmente se habló de dos), que el miércoles en la tarde fueron interceptados por sujetos armados que se los llevaron de una especie de depósito clandestino de combustible que funciona en el barrio La Playa, en San Antonio.

Dos de los hombres desaparecidos se dedican al contrabando de combustible –se aseguró- mientras que el tercer plagiado trabajaría para el encargado del mencionado depósito, encargado que por cierto no corrió la misma suerte de éstos, porque logró escapar al percatarse que los dos contrabandistas llegaron al lugar y fueron interceptados por los desconocidos, que además se llevaron al ayudante. (MB)