Piden a la Fiscalía y Defensoría investigar la muerte de un preso en Politáchira

3078
En 2015, Jean Manuel Di Paola fue aprehendido por el Cicpc-San Antonio del Táchira, por Resistencia a la Autoridad, según la fotografía de reseña de esa fecha.
En 2015, Jean Manuel Di Paola fue aprehendido por el Cicpc-San Antonio del Táchira, por Resistencia a la Autoridad, según la fotografía de reseña de esa fecha.

A juicio del dirigente social Asdrúbal Ortiz, y en complemento a la nota de prensa publicada en este rotativo este martes sobre la investigación que adelanta el Cicpc en torno a la muerte -por presunta intoxicación- de un privado de libertad que estaba internado en Politáchira, pudo haber sido un funcionario policial que en castigo obligó a Jean Manuel Di Paola a comer fósforos, cigarrillos y jabón, asegurando que esa es la versión que se maneja entre los uniformados.
“El caso está muy hermético. Pero por todos es conocido que tengo buenas fuentes en el interior de Politáchira, por lo que indagando, de lo que tuvimos conocimiento es que a ese muchacho, supuestamente, lo obligaron a comerse los cigarros y los fósforos con los que fue sorprendido; además, le agregaron a la mezcla jabón y hasta pasta de dientes, lo que le provocó una grave situación médica, pues de paso el interno ya venía presentando problemas gástricos y desnutrición”, explicó Ortiz.
Por eso –continuó Ortiz- es que queremos solicitarle tanto a la Defensoría del Pueblo como al nuevo fiscal superior del Táchira, Euclides Quevedo, se sumen a la investigación que está haciendo el Cicpc, pero que sea una investigación real, seria, porque podríamos estar en presencia de un homicidio, y también que investiguen lo que está sucediendo con el resto de internos del Cuartel de Prisiones de Politáchira, porque la información que tenemos es que presentan un grave grado de desnutrición porque no les están dando comida. Ellos están comiendo única y exclusivamente lo que les llevan los familiares, pero como en el caso de Di Paola, que no tenía familia, pues no comía. Así ocurre con muchos otros extranjeros, sobre todo, por lo que resultan con problemas gástricos y de desnutrición.
“En cuanto al caso específico de este detenido, lo habrían obligado a comerse los cigarrillos y los fósforos, revueltos con jabón y crema de dientes, esa mezcla pudo haberle generado la intoxicación por órgano fosforado y, por ende, la muerte. Ningún jabón por sí solo intoxica, porque ninguno lleva fósforo, como dice en el reporte policial interno. Simple y llanamente a ese muchacho le consiguieron eso, y se lo hicieron comer como castigo”, argumentó.

Asdrúbal Ortiz, ante la presunción de que el privado de libertad fue asesinado, exigió que el fiscal superior del Táchira y la Defensoría del Pueblo, intervengan directamente en la investigación que sobre este caso lleva el Cicpc.

Aseguró que Di Paola había sido trasladado al Hospital Central unos días antes, por los problemas gástricos.
“Y este no ha sido el único interno de Politáchira que fallece recientemente, pues hace más o menos un mes, también por desnutrición, murió otro que estaba hospitalizado. Y en ninguno de estos casos la Defensoría del Pueblo, el Ministerio Público ni el Tribunal de Control o Ejecución que llevan las medidas de estos detenidos, han hecho ningún tipo de investigación, y es porque sencillamente estos no tienen dolientes”.
El caso al que hace referencia Asdrúbal Ortiz, es la muerte, este lunes por la tarde en el Hospital Central, por presuntamente ingerir órgano fosforado, de Jean Manuel Di Paola, de 34 años de edad, quien residía en el municipio Torbes. El hombre, el lunes por la mañana manifestó fuertes dolores abdominales, por lo que de los calabozos de Politáchira fue trasladado, bajo custodia policial, a nuestro primer centro asistencial, donde falleció aproximadamente a las 6 de la tarde.