Presuntos ladrones asesinaron a tiros al dueño de un restaurante

27221

A tiros fue asesinado un comerciante tachirense al que presuntos ladrones interceptaron en  plena vía pública de Lobatera para supuestamente asaltarlo, cuando en compañía de su esposa se movilizaba en una motocicleta.

El crimen de Jesús Eduardo Colmenares Chacón, de 40 años de edad, propietario de un restaurante y domiciliado en Las Minas, sector Boca de Monte, municipio Lobatera, ocurrió este sábado aproximadamente a las 12:30 del mediodía.

Indicó un vocero policial que Colmenares fue asesinado de dos balazos en la calle principal de Boca de Monte, cuando estaban cerca de su casa y repentinamente fueron abordados por dos sujetos que se movilizaban en una camioneta roja, uno de los cuales comenzó a disparar para obligarlos a detenerse.

Como respuesta, el comerciante bajó la velocidad de la motocicleta que conducía, y fue en ese momento cuando el criminal lo impactó en dos oportunidades, provocando su muerte en el mismo lugar del hecho; por su parte, la esposa de la víctima resultó ilesa del tiroteo.

De esclarecer el caso se están haciendo cargo los funcionarios de la División de Homicidios del CICPC-subdelegación San Cristóbal, que luego de trasladar hasta morgue el cadáver del comerciante se entrevistaron con su viuda para conocer su testimonio.

Identificado: caletero asesinado

Otro homicidio perpetrado en la entidad tachirense este sábado y al que ya se había hecho somera referencia ayer, se registró en Ureña.

Ocurrió en el puente internacional de Nueva Tienditas, zona de cuya custodia y resguardo  se encargan efectivos del Ejército venezolano. Allí, a la entrada de dicha infraestructura,  aproximadamente a las 10 de la mañana se produjo un homicidio, pero hasta ese momento la víctima no había sido identificada.

Nadie sabe cómo ocurrió. Solo escucharon un sinnúmero de detonaciones y al llegar al lugar de donde procedieron, hallaron el cadáver de un hombre de contextura delgada, piel trigueña y de entre 25 a 30 años de edad, que no portaba ningún documento de edad.

Vestía franela negra y un jeans azul. Y le apreciaron al menos diez tiros en distintas partes del cuerpo, a cuyo alrededor colectaron igual número de conchas de bala, calibre 9 milímetros.

Sus familiares luego lo identificaron como Jhonathan Alexander Niño Corzo, de 27 años de edad, con residencia en la invasión Maisanta, de la parte baja de Palotal, en San Antonio del Táchira. Según sus parientes, Niño Corzo era caletero.

Mientras que más temprano este mismo sábado, se tuvo conocimiento de un tercer homicidio; del obrero Pedro Nolasco Medina Pabón, de 40 años, cuyo cadáver con heridas producidas por arma blanca fue hallado dentro de su casa cerca de las 8 am.

Medina Pabón residía en la aldea Paraguay, sector La Villa, San Juan de Colón, en el municipio Ayacucho. Las autoridades policiales fueron notificadas del hallazgo, por vecinos de la víctima.

Le apreciaron cinco heridas en el tórax, ocasionadas por un objeto punzo penetrante. De este caso también conoció el CICPC pero de la subdelegación La Fría, cuyos funcionarios practicaron le experticia necesaria en la escena del crimen, para luego proceder al traslado del cuerpo a la morgue del Hospital Central de San Cristóbal.

Miriam Bustos