Un muerto y un desaparecido tras fuertes lluvias en Carabobo

1544
Un hombre de 72 años murió debido a las fuertes precipitaciones registrada en Puerto Cabellos. (Foto/cortesía de @isnardobravo)
Un hombre de 72 años murió debido a las fuertes precipitaciones registrada en Puerto Cabellos. (Foto/cortesía de @isnardobravo)

Caracas (AFP) Torrenciales lluvias dejaron un muerto y un desaparecido este miércoles en el estado Carabobo (norte de Venezuela), informó el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol.

La víctima mortal fue un hombre de 72 años, dijo el funcionario en Twitter, sin precisar las circunstancias en que se produjo el deceso.
Reverol señaló que cuatro municipios resultaron inundados luego de tres horas de intensas precipitaciones, debido a lo cual el gobierno activó cuatro refugios en la ciudad de Puerto Cabello.

“También se están distribuyendo enseres para los afectados”, aseguró el ministro a la televisora gubernamental VTV, que mostró calles enfangadas y personas con sus pertenencias a la intemperie.

El desborde de ríos causó a su vez deslizamientos de tierra que bloquearon carreteras, indicó Reverol, quien sostuvo que el paso de una onda tropical provocó aguaceros en varios estados.

Decenas de familias perdieron todos los enseres por las inundaciones. (Foto/cortesía de @isnardobravo)

“Se produjeron deslizamientos de tierra y caída de árboles, lo que obstaculizó el paso de vehículos”, dijo al referirse a la transitada autopista Valencia-Puerto Cabello.

El pasado 21 de agosto, cuatro personas murieron por el desborde de un río en la localidad costera de Choroní, en Aragua (norte).

Asimismo, la crecida de los ríos Orinoco y Caroní, los más extensos de Venezuela, afectaron el 7 de agosto a unas 4.500 familias en los estados sureños Bolívar, Delta Amacuro y Amazonas.

Luego de tres años de sequía, el país caribeño vive un período lluvioso que activó las alertas ante el posible desborde del lago de Valencia, que comparten los estados Aragua y Carabobo. Autoridades aumentaron la altura un muro de contención, en un intento por evitar posibles daños a las comunidades aledañas al lago que recibe agua de 22 ríos.