Astrónomos de la Universidad de Keele, en Inglaterra, descubrieron la existencia de una atmósfera caliente y húmeda al rededor de un planeta similar a la Tierra, lo que podría impulsar la búsqueda de vida extraterrestre; reseña Playground.

Según el medio, se trata de la primera vez que se detecta una atmósfera en torno a un mundo pequeño y rocoso. El planeta, conocido como GJ 1132b y ubicado a 39 años luz en la constelación de Vela, tiene un tamaño solo 1,4 veces mayor que la Tierra y 1,6 veces la masa terrestre.

El planeta fue descubierto en 2015, pero se desconocía si poseía o carecía de atmósfera, sin embargo, con el telescopio ESO/MPG de Chile se capturaron imágenes de la estrella que orbita y medir si había cambios de brillo debido a la absorción de la luz que provoca la atmósfera cada vez que el planeta pasa enfrente de la enana roja.

Las observaciones sugieren que la atmósfera que envuelve a la ‘Súper-Tierra’ es una capa gruesa de gas rica en agua y metano, aunque se harán más medidas con otras telescopios para identificar otros elementos químicos presentes.
“Lo que hemos mostrado es que los planetas que orbitan alrededor de estrellas de baja masa pueden tener atmósferas y como hay tantos de estos en el universo, vuelve mucho más probable que en alguno haya vida”, remarca John Southworth, investigador principal de la Universidad de Keele.
(Martín Fernández/Redacción web)