El director de Europol, Rob Wainwright, declaró este domingo que el ciberataque masivo del viernes ha causado ya 200.000 víctimas en “al menos 150 países” y advirtió de que el número de afectados seguirá creciendo a partir de mañana lunes.

Wainwright advirtió de que el virus seguirá propagándose “cuando la gente vuelva al trabajo y encienda su ordenador a partir del lunes”.

El software malicioso que se propagó el viernes bloqueó los equipos informáticos en numerosos centros de salud en el Reino Unido, así como en empresas y organismos en España, Francia, Alemania y Rusia, entre otros países.

“Llevamos a cabo cerca de 200 operaciones globales al año contra el cibercrimen, pero nunca hemos visto nada como esto”, dijo Wainwright en declaraciones a la cadena británica “ITV”.

El responsable de Europol además alertó de que el sector sanitario está especialmente expuesto a ataques similares, y recomendó que todas las organizaciones den prioridad a medidas para protegersus sistemas y actualicen las versiones del software con el que trabajan.

“Hemos advertido desde hace ya algún tiempo de que el sector de la sanidad en muchos países es particularmente vulnerable, y procesan una gran cantidad de información sensible”, explicó.