Mark Zuckerberg, fundador de la red social más grande del mundo, Facebook, anunció este jueves su primera medida para combatir los suicidios, asesinatos y actos violentos en vivo; reseña Playground.

Según el medio, Zuckerberg contratara a 3.000 moderadores más de contenido que se sumarán a los 4.500 que ya existen en la compañía para monitorear las veinticuatro horas del día la red.

“En las últimas semanas hemos visto a gente lastimándose a sí mismas y a otras personas, bien a través de vídeos en directo o colgados posteriormente. Es desgarrador, y he estado pensando en cómo podemos hacerlo mejor para la comunidad. Si vamos a construir una comunidad segura, necesitamos responder rápidamente. Estamos trabajando para hacer que estos vídeos sean más fáciles de reportar para que podamos tomar una acción cuanto antes”, comentó Zuckerberg en un comunicado publicado en su muro.

El gran problema al que se enfrenta la compañía, con más de 1,86 millones de usuarios subiendo contenidos, es controlar el material que se puede difundir en vivo. A diferencia de las televisiones, cuyas imágenes están sujetas a regulaciones, el control del streaming solo es a posteriori. Ninguna empresa tecnológica ha sido capaz de detectar un vídeo dudoso en tiempo real.

Facebook se ha visto forzado ahora a actuar ante las críticas. Hace unas semanas, un padre mataba en Tailandia a su hija de once meses ahorcándola en la azotea de un hotel y lo retransmitía en directo por la red social que tardó 24 horas en eliminar los clips que sumaban más de 370.000 visualizaciones.

Este sobrecogedor asesinato ocurría ni siquiera un mes después de que Steve Stephens le quitara la vida de un disparo a un hombre de 74 años en las calles de Cleverand. También, en Chicago, un puñado de jóvenes retransmitían en directo cómo violaban a un niña de 15 años.

(Martín Fernández/Redacción web)