¿Por qué Google Maps no muestra alguna partes del mundo?

983

Los servicios de mapas de Google que muestran la Tierra desde satélites y Google Street View, que ofrece imágenes panorámicas de las calles grabadas por coches con cámaras especiales, son una herramienta muy útil para conocer el mundo. Sin embargo, los mapas a menudo contienen fallos o zonas borradas deliberadamente.

¿Por qué pasa esto? En general, existen tres motivos principales que explican estas ‘manchas borrosas’ en los mapas: de tipo comercial, de seguridad y de privacidad. Sin embargo, también hay algunos fallos y casos curiosos, aunque también dramáticos, publicó RT.

Casas de famosos

Google respeta el derecho a la privacidad, así que aquella persona que desee que las fotos de su casa no aparezcan en los mapas, puede exigir a Google que borre las imágenes de Google Street View y la compañía lo hará. Celebridades como Paul McCartney ya lo han hecho.

Caras y placas

Por otra parte, Google tiene políticas muy estrictas y borra por motivos de privacidad las caras de las personas y las placas de los coches, grabadas por cámaras de Google Street View. Sin embargo, de esta práctica se derivan algunos fallos, algunos de ellos curiosos.

Ello se debe a que el mecanismo de reconocimiento está automatizado y a veces se equivoca. Así, a menudo Google borra señales del tráfico al confundirlas con placas de coches por su similar forma rectangular. Pero lo más gracioso, tal vez, se deriva del hecho de que a veces aparece borrado el logo de la cadena de comida rápida KFC, probablemente, porque el sistema la cara del fundador de la cadena, Coronel Sanders, con una persona real.

Lugares de crímenes

También existen causas trágicas que obligan al servicio a borrar las imágenes de algunos edificios. De hecho, Google no muestra los lugares de crímenes horrendos, razón por la que no recoge en su mapeo, por ejemplo, la casa 2206 de la avenida Seymour, en la ciudad estadounidense de Cleveland, donde un maniático mantuvo presas y abusó entre 9 y 11 años de tres jóvenes, liberadas en 2013.

Sitios secretos o propensos a ataques terroristas

Tanto Google Street View como Google Maps no muestran sitios que pueden convertirse en objetivos de ataques terroristas o que son secretos, siempre que lo soliciten los Gobiernos. Así, las imágenes de muchas bases militares, aeródromos, instalaciones de defensa, oficinas de servicios de seguridad, centros científicos, especialmente nucleares, sedes de Gobiernos, o cárceles aparecen tapadas o se ven borrosas o con baja resolución.

Algunos países alteran partes de mapas ateniéndose a sus propias consideraciones. Así, Turkmenistán reemplazó algunos de sus complejos de producción de gas con imágenes de desierto, mientras que Taiwán, por ejemplo, superpuso sobre el mapa de un centro científico en la ciudad de Taichung la imagen antigua de una base de misiles de crucero.

Frontera entre México y EE. UU.

Una parte de frontera entre México (Estado de Chihuahua) y EE. UU. (Texas) a lo largo de Río Grande aparece totalmente distorsionada, lo que, probablemente, se deba al intento de frenar el tráfico ilegal de drogas e inmigrantes.

Israel

Casi todo Israel se ve borroso en Google Maps, aunque las panorámicas de Google Street View son muy claras, si bien en la Franja de Gaza y en Cisjordania están ausentes. Israel también borra las vistas panorámicas de algunas partes de frontera con otros países por cuestiones de seguridad.

Corea del Norte y territorios en disputa

En contra de la opinión generalizada, Google no borra deliberadamente las posiciones del Estado Islámico en Siria, por ejemplo, o el sitio de pruebas nucleares de Corea del Norte Punggye-ri. Esto no significa que pueda verse con todo lujo de detalles, ya que la imagen sigue siendo de baja resolución, aunque por una razón diferente.

Gracias a la cooperación de sus usuarios, Google ha logrado crear algunos mapas más o menos detallados de Pionyang, si bien la falta de cooperación con el Gobierno de este país no permite avanzar mucho en este sentido. A diferencia de Google Street View, con sus cámaras montadas sobre coches, Google Maps no goza de sus propios satélites para ‘mapear’ lo que quiere, sino que obtiene datos por satélite de otras empresas comerciales que entregan sus imágenes gratis al cabo de un tiempo, cuando no pueden venderlas debido a que ya no son novedosas.

Áreas ‘sensibles’ como Punggye-ri o, por ejemplo, las islas en disputa Paracelso, en el mar de la China Meridional, no son, al parecer, de gran interés para las empresas comerciales, que prefieren actualizar los mapas de aquellos territorios con muchos comercios. La apariencia de las islas en esta región ‘caliente’, objeto de disputas territoriales, resulta inexplicable, ya que parece un mosaico de distintas imágenes grabadas en distintos tiempos.

Territorios poco poblados

Por la misma razón, es decir, por la ausencia de interés comercial, los socios de Google no suelen hacer que sus satélites sobrevuelen áreas poco pobladas o mares. Los mapas de la mayoría de los lugares del mundo alejados y donde vive poca gente son, por lo general, de muy baja resolución y, obviamente no cuentan con panoramas de Google Street View. Lo mismo pasa con lugares que a menudo están cubiertos con nubes, ya que para crear una imagen clara de este tipo de sitios hay que ‘tomar’ muchas más fotos por satélite y ello cuesta más.

En cualquier caso, si usted quiere que los vehículos de Google fotografíen las calles de su localidad, puede solicitarlo en su blog oficial.