Madre venezolana toca el alma con mensaje a la tercera de sus hijas que emigra

4762

El fenómeno de la diáspora ocurrido en Venezuela y que a medida que pasan los meses acelera la salida de venezolanos, sobre todo los mas jóvenes, en busca de oportunidades en otras tierras ha dejado una estela de hogares desintegrados a la par que ese encontrado sentimiento entre la tristeza por la partida de los seres queridos y la alegría de saberlos a salvo del calvario que se vive en el país.

En una conmovedora reseña de una de estas separaciones, Infobae plasma en narrativa el mensaje de una madre que ha visto partir hacia otro país a la tercera de sus hijas, sin mas remedio que echarle su bendición.
La primera en partir fue Giuli, quien se fue de Venezuela en 2011. Cansada de la falta de oportunidades, del autoritarismo creciente del gobierno y de ver que no había futuro, decidió probar suerte en Argentina.

El mensaje publicado por Gretell en su cuenta de Twitter

Desde entonces vive en Buenos Aires. Estudia en la Universidad del Cine y es muy activa en redes sociales.

Giuli se fue de Venezuela en 2011

Fue la segunda de la familia en dejar el país. Antes se había ido su hermana mayor, Giuli. No le resultó fácil acostumbrarse a vivir separada de las personas que más quiere.

Lejos de mejorar, la crisis se agrava cada vez más en Venezuela, que ya está en una debacle humanitaria sin precedentes, con la peor hiperinflación en la historia de América Latina.

Gretell es la segunda de tres hermanas

Por eso, ya hay más de un millón y medio de venezolanos viviendo en el exterior. El éxodo masivo está causando una crisis migratoria en países limítrofes como Colombia y Brasil.

A esa lista interminable se sumó ahora la hermana menor de Gretell. El dolor inconmensurable que le generó a la madre —que no se quiere ir de Venezuela— tener que despedir a su tercera hija, la llevó a escribir un desgarrador mensaje.

Gretell compartió la historia en su cuenta de Twitter. “Mi hermana menor se va hoy del país… Era la última que quedaba de las tres en Venezuela. Mi mamá para despedirla envió este texto al grupo… Todos los días miro al cielo y me pregunto llorando por qué nos tocó vivir esto. Maldito comunismo”, escribió.

Este es el mensaje que les mandó su madre:

El mensaje enviado por la madre

Ayer mientras doblaba tu ropita interior y tus medias pensaba… es la tercera vez que mi mente viaja en el tiempo… sí, en el tiempo, cuando se las doblé a Giuli y se iba… cuando se las doblé a Gretell y se iba… ahora me toca contigo… ¿no sabes? También tengo el corazón partido…

Por supuesto, siempre digo para mis adentros: ¡será para mejor! Para que sean felices y cumplan sus sueños… Atrás quedarán esta ropita de niña para convertirse en mujeres de bien, en mujeres con sus propios asuntos que resolver. Aunque la vida me haya separado de mis niñas, mi corazón quedó atrapado en sus caritas, en sus alegrías, en su corazón.

Vuela alto mi bebita, y lucha por tus sueños como tus hermanas, pero no te olvides de esta mamá que, aunque no fui la mejor, las amó con todo su corazón. Mis tres niñas, mis tres razones de vivir, a quienes entregué mi vida y lo mejor de mi. Así como extraño la presencia de tus hermanas, también extrañaré tus abrazos, besos, amapuches, perseguidas por la casa…. tus bravuras y mis peleas para la comida de pinki y la paseada.

 Esta historia seguramente tocará el corazón de muchas madres venezolanas que se verán retratadas en la vivencia de la aquí descrita, sin embargo, quienes pudiesen aplicar soluciones al cambiar la forma de gobernar, quizá ni por enterados se dan de lo que representa para los padres ver partír a sus hijos y abrazarles por última vez en un plazo que no se puede ni adivina…Es la realidad de una familia venezolana que por las condiciones que imperan en el país, cada día se va multiplicando a lo largo y ancho del territorio nacional.