Murió uno de los cuatro rinocerontes blancos que quedaba en el planeta 

979

La pasada noche falleció uno de los cuatro rinocerontes blancos que quedaba en el planeta, con la muerte de Vera, agobiada por el peso de los años y luego de manifestar quebranto de salud que no pudieron ser superados.

este maravilloso ejemplar murió tranquilo, sin dolor y asistido por científicos y técnicos del parque temático Hacienda Napolé en Colombia, lugar donde pudo pasar feliz los últimos diez años de su vida, en un habita especial, amplio, con todas las características de su ambiente natural y al cuidado de expertos en conservación de especies animales.

Según el reporte de los científicos, Vera presentó síntomas de “osteoartritis degenerativas y enfermedad articular en varios miembros posteriores asociadas a la avanzada edad del ejemplar”. Como consecuencia de ello, al final de la tarde “cayó postrada y todos los esfuerzo del equipo del parque, para ayudarle a reincorporarse, resultaron infructuosos”.

Con la desaparición de Vera, queda cerca la extinción definitiva de esta especie de rinoceronte blanco que no pudo ser reproducido en condiciones naturales.