miércoles 29 junio, 2022
InicioCultura“Estoy satisfecho del logro del titánico concierto”

“Estoy satisfecho del logro del titánico concierto”

1.180 views

Un sueño hecho realidad, con un estilo atrevido de un tachirense que ama la música y dio paso sin detenerse a su inspiración, con arreglos musicales de su autoría, un equipo de acompañantes que creyó en su meta y se subió al diapasón de su cuatro protagonista, para viajar sin cesar por enriquecidos ritmos musicales, con la originalidad de su destreza y su canto

El Dato:

Este fin de semana se estrenó el video del concierto, en su canal de YouTube para todos aquellos que deseen disfrutarlo

De interés…

Se escucharon 366 canciones escritas por las ilustradas manos de Martín


Por María Teresa Amaya

La música y el canto se dejaron sentir y vivir, a través de diferentes historias, en la quinta Granada de Barrio Obrero. Durante los días 13 y 14 de mayo se cumplió una hazaña histórica de casi 26 horas continuas, donde Rafael Martínez, conocido como Martín, se inspiró en 366 temas musicales de su autoría, en una meta lograda en el 2016 y en lo que denominó Calendario Musical-2016.

San Cristóbal, la Ciudad de la Cordialidad, se sintió más cordial e identificada a nivel mundial, con el despliegue musical en estas horas de entrega, en las que el artista donó su alma, su cuerpo, y toda su expresión musical en el concierto titulado Martín Inédito.

La identidad tachirense fue la intérprete de este reto planificado, estudiado, diseñado y soñado por Martín a través de las notas musicales de su íntimo amigo, el cuatro venezolano, los arpegios de la guitarra y la conexión entre el corazón y las inspiradas letras para darle vida a cada historia de este maestro tachirense.

La balanza que caracterizó cada una de las horas en los escenarios seleccionados en la quinta Granada y perfectamente acondicionados para este reto, fue el compromiso de los músicos invitados, todos del Táchira, quienes por horas, en horarios coordinados, acompañaron a Martín.

Las 366 canciones fueron divididas en 6 bloques musicales, así los explicó Rafael Martínez. Cada bloque tenía su tiempo y su propio estilo musical. Ritmos como el vals, bolero, chachachá, merengue, salsa, bossa nova, gaita, bambuco, entre otros, se hicieron sentir durante toda la noche y todo el día, en este fin de semana histórico.

Con su propio estilo, sus ocurrencias y las dinámicas puesta en escena, desde las 8:00 de la noche del día viernes 13, hasta casi las 10 de la noche del sábado 14 de mayo, Martín cumplió su sueño y hoy repite: “Me siento satisfecho por esta meta y el logro del titánico concierto”.

Protocolo, logística y organización impecables, de talla internacional. Acompasados con los movimientos de Martín en los cuatro escenarios diseñados para el concierto Inédito.

La expectativa de quienes se conectaron por la vía YouTube en la transmisión en vivo, y de quienes estuvieron presentes para ser parte de la historia, fue lo que mantuvo al cantautor tachirense lleno de gozo y concentrado en su tiempo único de avivar su meta y buscar el récord Guinness.

Después de Martín Inédito

“Buscar las distintas instancias internacionales para que reconozcan en efecto que esto es un récord. Porque históricamente no ha ocurrido algo así, similar. Fueron casi 26 horas, con algunos descansos, entre 5 y 10 minutos, para cambiarme de ropa, lavarme la cara por el sudor y hacer otras cosas personales, para luego cambiar de escenario y entrar de nuevo”.

Fresco, radiante y convencido de la meta alcanzada en el 2016, el artista se entregó en cada bloque musical acompañado de sus invitados especiales: Jesús David Medina, violín; Miguel Arturo García, mandolina; Yilmar Vivas, violín y bandola llanera(la única mujer); Ramón Andrés Moncada, flauta; David Mendoza, saxofón y percusión; Jesús Elías Martínez, piano; Gebi Méndez, bajo eléctrico; Julio Cesar Méndez, cuatro; Juan Carlos Figueredo, percusión; ´Cheíto´ Mendoza, batería y percusión, y Leoncio Ontiveros en la guitarra.

Además de profesionales de la locución, quienes daban la entrada en cada bloque musical y como principal animadora la locutora y animadora Martha León, quien le dio un toque especial al concierto.

Un reloj digital gigante, fuera de la quinta en Barrio Obrero, transmitía las horas, minutos y segundos en que se desarrollaba el evento. Martín se preparó también físicamente, haciendo ejercicio y espiritualmente, para tener resistencia. Martín tiene una vida sana en alimentación y ayunos, por lo que solo comió al mediodía, antes de comenzar el concierto, y al siguiente día expresó que comió liviano al mediodía del día 14.

En el desarrollo de la hazaña tomó bastante agua y probó algunas granolas, y manifestó que sintió el cansancio luego de las 5:00 de la mañana; pero siguió adelante. Se cambió de ropa en cada bloque musical.

Se encomendó a Dios y a su señora madre, a quien tuvo presente en todo momento, en especial en el cuarto bloque musical, entre las 8:00 de la mañana y pasadas las 12 del mediodía, donde presentó junto a sus primos músicos y amigos la parte de composiciones navideñas, uno de los bloques más emotivos, en los que sollozó en muchos momentos.

El cuarto escenario, de tres pisos, muy acogedor, fue colocado en la parte de afuera de la quinta Granada, cubierto de negro y con tres plataformas. Allí se unieron los músicos, todos identificados con la franela del evento y Martín con su característico sombrero de paja y su franela blanca, de identidad con su obra viva.

La música entusiasmó a los presentes, quienes entre aplausos, felicitaciones y frases entusiastas acompañaron a Martín hasta la canción 366 y un poco más, porque para complacer al público, cantó y tocó temas del folklor venezolano y de algunos países centroamericanos y latinoamericanos.

Las felicitaciones no cesan para Rafael Martínez, a la espera del tan anhelado récord Guinness.

“Me siento satisfecho del equipo que reuní en producción, camarógrafos, sonido, músicos, logística, animación, para lograr hacer un extraordinario concierto que me alegra el corazón”, dijo Martín.

- Advertisment -
Encartado Publicitario