InicioCulturaQuiere La Grita ser meca del séptimo arte

Quiere La Grita ser meca del séptimo arte

762 views

La Escuela de Cine de La Grita proyecta a establecerse como referente nacional del séptimo arte.

El próximo 17 de junio, en La Grita se abrirá la Escuela Regional de Cine y, como bien lo aclara su promotor, Óscar Duque, la idea es que este centro de formación se ponga al alcance de todos aquellos con deseos de formarse en el séptimo arte, no solo residentes en el municipio Jáuregui, sino provenientes de toda Venezuela.


Freddy Omar Durán


Desde La Grita se abrirá una nueva página del cine regional, en la consolidación de un sueño que no solo le pertenece a Óscar Duque, sino a todos aquellos que han puesto su grano de arena para que el séptimo arte se consolide en la región.

El próximo viernes, 17 de junio, se inaugurará la Escuela Regional de Cine, que aunque tendrá su centro de operaciones en la Atenas del Táchira, en realidad busca acopiar todo el talento tachirense, tanto a los que por estos años se han dedicado a los audiovisuales, como a otras áreas culturales como el teatro, la música, la fotografía, el diseño gráfico e incluso el manejo de contenidos desde la internet.

Eso lo entiende Óscar Duque, el actual director de la Escuela Cheo Salas, ubicada en la Casa de la Cultura Don Pepe Melani, quien como director de Cultura tuvo la oportunidad de estar en cercanía de tanto valor tachirense, y además lo llena de entusiasmo, pues no tiene otra manera de hablar del proyecto.

Después de los logros de Asovicine, JF Producciones y Paracinéfagos, la idea es que paralelo a este espacio para la formación se asienten las bases para la realización de un gran proyecto de resonancia internacional: El Niño, El Cristo y El Ángel.

La sinopsis nos cuenta que se trata de una  historia que “transcurre entre los años 1568 y 1610, a través del mundo de tres personajes: Mateo, un niño aborigen  que presencia la muerte de su padre a manos de los conquistadores, mientras le realizaban un ritual, para hacerlo Mohán en una laguna; por otro lado, Francisco de Cáceres, un conquistador que se traslada a caballo por los caminos reales, con una pequeña fuerza, restos de las desbaratadas expediciones de Pedro Maraver de Silva y Diego Fernández, con muchas ansias de fundar pueblos a toda costa, con hambre y sin dinero. Por el camino se encuentra con mil dificultades para alcanzar sus sueños: y, finalmente, el mundo de los frailes de la congregación de San Francisco de Asís, llenos de arte, cultura y conocimientos, capaces de defender a los aborígenes y transmitirles conocimientos a toda costa”.

Como relató Duque, la inquietud nace alrededor de la fe religiosa que tanto ha caracterizado a su terruño natal, como ha sido el Santo Cristo de La Grita. Si bien al principio la leyenda que la sustenta daba pie para un trabajo cinematográfico de pequeño formato, toda la parte histórica en su contexto le llevó a que una trama más épica, que podía desenvolverse y solo podía contarse a través del largometraje. Toda una historia que está en los libros y documentos, casi siempre de uso muy hasta íntimo, al que solo el cine puede contribuir para una divulgación masiva.

—Hay un conflicto dramático en el contexto de la leyenda del Santo Cristo relacionado con la vida de los aborígenes en ese entonces, el rol de la Iglesia católica en su defensa, y los elementos políticos en tiempos de conquista. Nos hemos basado en los trabajos de Fanny Zulay Rojas, Jacqueline Clarac de Briceño, Anderson Jaimes, y tendremos la asesoría de Gregory Pino, para que nos sitúe un poco en el ambiente musical de la época— agregó Duque.

Durante años, Óscar Duque se destacó como pieza clave del grupo de teatro Telira, de reconocimiento nacional e internacional, con especial cariño por sus famosas reconstrucciones dramáticas de la llegada de Simón Bolívar a La Grita. Pero su obsesión era el cine, y luego de vender hasta su ropa, se incorpora al Centre d´ Estudis Cinematográfics de Catalunya. Sus conocimientos los aplica en cortometrajes como “Ausencias”, “Frágil”, “Tapias Azules”, entre otros, así como en la escritura de los guiones para “Con piedras en Los zapatos”, la serie “Tribus Urbanas” y el decoumental Yanomamis,  Fue profesor de Teatro en el Servei d´Informaciò Juvenil (SIJ) Martorelles, Catalunya, donde dirige y adapta el guion de la pieza “Cuentos para niñas y niños políticamente correctos”, del escritor James Finn Gamer, representado por el  Grupo de Teatro Nou Tendencies. Al formato visual llevó “Lucía”, de Emilio Constantino Guerrero, considerada la primera novela tachirense, la cual también será proyectada el día de la apertura de la Escuela Regional de Cine.

Pasión por el cine

Después de cumplir compromisos personales y con la administración, Óscar Duque volvió a reconciliarse con una pasión, que desea sea legado para que rinda frutos en nuestro estado por los años venideros. En realidad, vendría a ser el resurgir de un viejo proyecto, bajo el apoyo del municipio Jáuregui, que quedó en stand by.

—Gracias al apoyo en ese entonces de la alcaldesa, Belkis Camargo, ya se habían comprado algunos equipos. Se retoma porque ya tenemos el tiempo y la disposición, y además vamos a contar con el apoyo de otras instituciones, como la Escuela Regional de Teatro, Cenac, la Fundación Bordes, el Museo del Táchira, Montaña TV, entre otros más. No queremos simplemente que todo se concentre en La Grita, sino que haya un intercambio y retroalimentación permanente con todo el estado, e igualmente abrir las puertas para que personas, incluso de otras partes de Venezuela y el exterior, se formen con nosotros. Nuestra esperanza es que a través de convenios con otras universidades podamos incluso ofertar licenciaturas y dar acreditaciones— puntualizó.

Como parte del equipo de trabajo estará la Escuela Regional del Teatro a disposición para todo lo que tenga que ver con el desarrollo del actor frente a cámara; Óscar Duque asumirá los conocimientos relacionados con guion; otro módulo tratará el asunto de la fotografía e iluminación, y manejo de redes sociales

Duque afirmó que su deseo es que ya tantos sueños de hacer cine no se disipen o se pierdan otra vez. De ellos conoció muchos en vida, y fueron interrumpidos por la partida de este mundo de aquellos soñadores.

—Se nos han ido seres valiosos que soñaban con hacer cine en el Táchira y que se fueron y no lo hicieron. ¿Será que nosotros tenemos que seguir aquí, sin realizar estos sueños? A mí me da dolor cómo se fue Josefa Colmenares, ilusionada en hacer una película conmigo; tengo el dolor que se me fue Alirio Pérez, Danilo Chacón. Yo solo quiero ser un catalizador, alguien que pueda unir tanto talento que hay disperso por el Táchira. Nosotros somos una potencia cultural y no lo sabemos. Nosotros queremos sumar eso en un gran proyecto, y que eso se vea en los grandes festivales del mundo. ¡Y lo vamos a lograr! — acotó Duque.

En favor de este proyecto, Duque ve necesario incorporar a lo público y a lo privado, acabando con el mito de que los dos se excluyen.

—Hay un empresario, ´Cheo´ Guerrero, que me dijo: “Óscar, a mí me encantan esos proyectos y lo quiero ayudar”, Y, prácticamente, él me financió mi viaje a Caracas, para todas las gestiones con la Villa del Cine. Ellos creen que todo esto va a enaltecer nuestro gentilicio como estado— dijo.

“¿Por qué el cine”, fue la pregunta obligatoria para tocar la motivación profunda para todos estos esfuerzos que se vienen desarrollando y que para muchos pueden sonar a utopía.

—El cine es una forma de contar en imágenes y de sintetizar lo que está en muchos libros en un tiempo breve. Porque el cine llega más allá, goza de un gran auditorio, al que irrumpe con la fuerza de la imagen, con la fuerza de los actores, con la fuerza de la palabra, con la fuerza de la música y la narrativa. Puede ser ubicado este arte en cualquier rincón del planeta, y hasta allá presentamos la historia de alguien, de un lugar o de un acontecimiento. Todo arte tiene su valor propio; pero el cine es mágico, te permite en silencio estar en contemplación, ser tocado en lo más profundo de tu ser, e identificarse con aquello que está sucediendo, al activarse los resortes dramáticos.

En el acto de inauguración se llevará a escena la pieza teatral Míranos, a cargo del Grupo de Teatro Del´Actor, bajo la dirección de Iliana Sánchez, en un elenco conformado por Nilka Velez, Negrita Pérez, Elena Corredor e Iliana Sánchez, quienes interpretarán textos feministas. También, ese mismo día, el Trueque de Libros instalará su stand.

 

- Advertisment -
Encartado Publicitario