sábado 2 julio, 2022
InicioDeportesArtes marciales: fortalecimiento físico y crecimiento personal

Artes marciales: fortalecimiento físico y crecimiento personal

132 views

Niños y adultos se incorporan a esta práctica en el municipio Junín


Por: Norma Pérez

Desde hace más de dos décadas funciona en Rubio el club de artes marciales Gran Dragón. Un espacio para el fortalecimiento físico y crecimiento personal de quienes realizan esta práctica deportiva.

Su fundador y entrenador, Roy Maldonado, refiere que el club inició actividades en las instalaciones del gimnasio cubierto “Luis Eduardo Gómez”, de Rubio, donde aún permanece, aunque también se imparten clases en el gimnasio vertical.

“Trabajaban conmigo como entrenadores Jhonny Sánchez y Luis delgado. Había dos compañeros que realizaban labores administrativas. Pudimos arrancar, gracias al apoyo del Instituto Municipal del Deporte de Junín, para ese entonces a cargo de Gonzalo Rey Muñoz y Edgar Moreno”.

Recuerda que inicialmente dictaban clases de hapkido y después combinaron con la modalidad de siscomada, que es un sistema de combate.

“El siscomada es sistema de combate adaptado, pero esto fue organizado por los maestros Alejos en Barquisimeto. Está enfocado en visualizar y adaptarse al medio en el que vivimos, incluyendo las agresiones que puedan presentarse en el día a día; en todo lo bueno y lo malo que nos rodea siempre hay algo positivo y negativo, por lo tanto, tratamos de adaptarnos a todas las situaciones que debemos enfrentar los seres humanos”.

Club de artes marciales Gran Dragón

Trayectoria y experiencia

Roy Maldonado empezó a entrenar hapkido en Rubio, a los siete años de edad con el sabonim, Ramón Bonilla. En su proceso de formación estuvieron presentes otros instructores como Norberto Linares, Florencio Jiménez y el maestro Nam kyu Bak.

Un deporte para todas las edades

En diciembre de1998 obtuvo el cinturón negro y un año después participó en un seminario de siscomada, rama del hapkido, que se realizó en Barquisimeto.

Una vez culminado este aprendizaje, fue invitado a participar como instructor en los clubes de siscomada y hapkido que se crearon en el municipio Junín; desde ese momento fue parte de los instructores. A partir de allí se hicieron presentes en numerosos eventos nacionales.

Su trayectoria incluye el trabajo como entrenador nacional, competencias en eventos internacionales en Colombia Estados Unidos, Italia, Argentina y participación en un congreso de hapkido que se llevó a cabo en México en el año 2002. Es campeón de los juegos nacionales del año 2011, sub campeón en los juegos nacionales Andes 2005 y Llanos 2007; fue integrante de la selección nacional durante 5 años.

“A partir del 2015, debido a la situación del país, la Federación de Siscomada quedó acéfala, a causa de la migración de la mayoría de entrenadores y atletas destacados. Actualmente quedamos muy pocos, incluso los compañeros con los que fundamos el club Gran Dragón se fueron del país”.

Práctica y valores

El club recibe niños desde los siete años de edad, jóvenes y adultos. “No tenemos límite de edad, solo las ganas y disponibilidad de las personas de aprender y comenzar la actividad deportiva”.

En los entrenamientos, trabajan la parte física, técnica y táctica del combate, realizan Kata, formas, o figuras, como se conoce a los esquemas manos libres. Próximamente abrirán clases de kickboxing.

“A nuestros alumnos inculcamos valores de educación, constancia disciplina perseverancia, animamos a los niños que sigan sus estudios y formación moral. Respetamos el desarrollo individual de cada persona, procuramos que los atletas puedan visualizar cómo se ven en el futuro, enseñarles que pueden hacer muchas cosas si se lo proponen y que éste es un deporte como cualquier otro, evitar agredir a los demás, usarlo solo para defenderse o ayudar a quien lo necesita”.

En el presente Roy Maldonado es el único entrenador; cuenta con el apoyo de Karelys Torres, quien se encarga del área administrativa y la coordinación del club.

Los niños se forman en esta disciplina

Actualmente hay 14 atletas infantiles, con rango de edad entre 7 y 11 años, diez en el rango juvenil de12 a17 años y diez en la categoría de adultos.

“Lo más importante es aprender que la recompensa no llega sin esfuerzo, dedicación y disciplina. Se fortalecer la mente, ya que todo lo que uno se propone se puede lograr, se promueve la motivación personal, la confianza, autoestima, afrontar los miedos, superarse personalmente y ser un buen compañero dentro y fuera del dojo, como se denomina al lugar de entrenamiento”.

Una práctica que se consolida en el municipio Junín y que conlleva muchos aspectos positivos en su entrenamiento por el aporte que hace a quienes siguen este aprendizaje integral.

- Advertisment -
Encartado Publicitario