miércoles 30 noviembre, 2022
InicioDeportes¿Desbandada en el DeportivoTáchira….?

¿Desbandada en el DeportivoTáchira….?

7.873 views

Ya es vox populi, que a los nombres de los tres extranjeros que se fueron, además de Marlon Fernández y Robert Hernández, se suma la salida de por lo menos ocho jugadores entre los más importantes Maurice Cova y Francisco “Minino” Flores


Por Homero Duarte Corona


Historia repetida. Todo apunta a una nueva desbandada de jugadores en las huestes del Deportivo Táchira, tal como ha venido ocurriendo en las últimas temporadas.

Es vox populi que a los nombres que oficializó el equipo, que ya no serán de la partida en la temporada 2023, casos concretos, los extranjeros Edisson  Restrepo (colombiano), Azmahar Ariano (panameño) y Renny Simisterra (ecuatoriano), además de los nativos Robert  Hernández y Marlon Fernández, se podrían sumar por lo menos ocho jugadores más, para un total de trece, más de la mitad de la plantilla que actuó en la temporada 2022.

Total hermetismo en las altas esferas del nueve veces campeón nacional, nadie dice esta “boca mía”, ni a través de la presidencia del equipo, tampoco  la gerencia deportiva, mucho menos  en la oficina de prensa: Jorge Silva, presidente poco se le ve por la capital tachirense, mientras que Gerzon Chacón y el director técnico Eduardo Saragó  se encuentran ocupados en labores propias de sus cargos.

La última vez que Eduardo Saragó se dirigió a través de 10los medios, dijo que se “estaba hablando con los jugadores que aún tienen contratos vigentes y con los que se le vence el 31 de diciembre de este año”. En su caso particular se encuentra de vacaciones en la capital del país, incluso un canal de televisión de Caracas lo anuncia como uno de sus invitados para comentar el Mundial de Catar 2022 que comienza este domingo.

También apuntó el estratega que todos los jugadores, los que siguen en el plantel y los que lleguen, deben estar el 8 de diciembre en la Cancha Alterna de Pueblo Nuevo para iniciar la pretemporada, pues el objetivo es “conformar un grupo humano de cara a pelear el título y por ende regresar a la Copa Conmebol Libertadores de 2024”.

 Otras ocho bajas importantes

 La gerencia general  aún no se ha oficializado la salida de otros jugadores, después de la ida de los tres extranjeros y la dupla criolla Marlon Fernández  y Robert  Hernández;  sin embargo hay fuertes rumores de la ida de importantes elementos, buena parte de ellos  titulares indiscutibles en la era Alexandre Pallarés y Eduardo Saragó.

Existen varias razones por las cuales no seguirían algunos  jugadores; por un lado su rendimiento no fue el mejor en la temporada que concluyó recientemente, por el otro se rumora la baja de salarios y una tercera causa, no estar en los planes del cuerpo técnico para la campaña que se avecina.

Francisco “Minino” Flores, un volante de primera línea, indiscutible en cualquier equipo del país por su experiencia y don de mando, tiene en su mente otros objetivos, deportivos y empresariales, que lo privarían de esta premisa de mantenerse en la institución aurinegra.

Un segundo jugador que uniría a Flores, el también medio campista Maurice Cova, quien tiene ofertas para otros clubes de la Liga FutVe, el principal interesado el Carabobo FC, que recién acaba de contratar al director técnico tachirense Juan Domingo Tolisano.

Flores-Cova integraron una llave de primera nivel  en la línea de contención del Deportivo Táchira, de allí que cobre fuerza la tesis de su presencia en el conjunto del “cabriales” para la campaña que se avecina, sin duda dos jugadores que tienen calidad y experiencia de sobra para jugar en Venezuela y en otra Liga de Suramérica.

El arquero Cristopher Varela,  titular indiscutible  en el pórtico aurinegro después de la ida de José David Contreras, podría firmar con el Once Caldas de Manizales, club que junto al Atlético Nacional de Medellín, son los únicos que se han titulado campeones de Copa Conmebol Libertadores, el primero por partida doble.

De concretarse su salida del Táchira para el equipo “Manizalita”, Varela se sumaría  a sus colegas venezolanos  Joel Graterol (América de Cali) y José David Contreras (Águilas Doradas), ambos titulares indiscutibles en sus clubes, sin duda un orgullo para el fútbol venezolano.

Richard Figueroa, figura en el Zamora FC, pero sin convencer en el amarillo y negro, estaría de regreso a la “Furia llanera”; tampoco seguiría Rafael Arace, quien no estaría en el radar de Eduardo Saragó, lo mismo que el lateral zurdo Gabriel Benítez.

Edson Tortolero Junior, goleador del equipo en la temporada 2022, también podría cambiar de casaca, se pondría la del Carabobo FC, el equipo de la ciudad donde nació, pues pese a que fue el atacante que más dianas sumó en el aurinegro, nunca pudo afianzarse en la titularidad, su intermitencia fue notoria, tanto en la era del técnico “catalán” Alex Pallarés e igual con Eduardo Saragó.

Un caso particular el extremo Jeizon Ramírez Chacón, sobrino del Gerente General Gerzon Chacón, que de acuerdo a especulaciones en la calle, habría demandado al equipo por una deuda que no se le ha cancelado desde  la primera etapa en la que militó en la institución, trayendo como consecuencia que no siga  en las filas del amarillo y negro.

 No se sabe nada de altas

El meollo del asunto radica en que mientras todo el mundo comenta, habla sobre la posible salida de más de una docena de jugadores, la firma o llegada de nuevas caras es un misterio, se desconoce qué  elementos vendrán para la temporada 2023;  la pretemporada arranca el 8 de diciembre, en 21 días, según  lo declarado a los medios por el míster Saragó.

Cuando el ahora entrenador aurinegro llegó al equipo en relevo por  Pallaréz, dijo que para el 2023 armaría un grupo humano a su gusto, haciéndose responsable  por la buena, regular o mala campaña que pueda tener el equipo para el próximo año.

 

- Advertisment -
Encartado Publicitario