martes 24 noviembre, 2020
Inicio Deportes “Desteñida y sin imagen la Vinotinto de José Peseiro”

“Desteñida y sin imagen la Vinotinto de José Peseiro”

3.707 views

El concepto pertenece a Richard Páez Monzón, técnico nacional, después de la doble presentación de Venezuela ante Colombia y Paraguay, la más pobre de las diez selecciones.


Por Homero Duarte Corona

El médico y director técnico Richard Páez Monzón tiene moral y autoridad para lanzar un concepto del fútbol nacional a nivel de selecciones y de equipos rentados.

Fue él quien sacó del limbo a nuestro balompié profesional en el concierto internacional, cuando a partir de 2001 tomó las riendas de la Vinotinto, un sueño hecho realidad para el siempre polémico entrenador, quien se comió las verdes y las maduras, primero en calidad de jugador y luego desde la óptica de estratega.

César Semidey, director y comentarista de la estación Superdeportiva 88.1 FM y el programa “Deportes 100 por ciento” , y Nelson Pérez, narrador y comentarista, quienes en ameno diálogo pudieron constatar la preocupación de Páez, luego de lo enseñado por el seleccionado nacional en Barranquilla y Mérida.

De entrada, sin pelos en la lengua y ante el interrogante del concepto que tenía de los dos primeros partidos del combinado nacional, dijo que, siendo objetivo no pasó el examen y en subjetivamente hablando dejamos una imagen preocupante, una imagen de una selección que hace rato no veíamos, se vio desteñida por la camiseta que utilizaron allá en Barranquilla y después desteñida por el uniforme que no es el de prestancia, el de mostrar un equipo con una imagen de grandeza, y realmente hablando desde el punto de vista de fútbol, muy preocupado, nunca se vio un equipo que se acercara a esa imagen que la Vinitinto tiene a nivel de l competencia internacional Suramericana. Creo, incluso, que la visión que tienen de afuera, esos que han visto y han reconocido el avance de nuestra selección, quedaron verdaderamente preocupados porque no esperaban que Venezuela hoy después de estas dos jornadas mostrara la peor imagen de fútbol comparativamente con el resto de selecciones, sentenció.

¿Esta es la realidad de nuestro fútbol?

—-No, yo no creo que el futbolista venezolano, que hoy es de carácter internacional comprobado, que ha demostrado categoría en sus equipos, son protagonistas a nivel internacional, eso nunca lo había tenido Venezuela, eso es algo que nosotros hoy tenemos para mostrarle al mundo que Venezuela elevado el nivel por lo menos en el componente de jugadores.

Dentro del mismo tema, Páez Monzón apuntó que, hemos tenido una generación de entrenadores venezolanos que han ido creciendo de poco de a mucho, de una manera por lo menos la adecuada y que ya tenemos algo de carácter internacional, no puede esa imagen de un equipo que no mostró juego, personalidad, una actitud de lucha, de combate que no es lo que uno quiere ver, se encuentran en un estado de confusión, porque la improvisación en este nivel cobra caro y evidentemente no llegaron ni siquiera con una sesión de entrenamiento válida con el entrenador nuevo, que tiene una idiosincracia diferente a la del continente suramericano, ya agrava la situación y realmente no podemos sino decir que lamentable porque no tenemos ni un punto, ya hay otros que tienen seis y hay otra que subieron escalones, lo que significa que hemos perdido espacio en esa competencia por llegar a Catar 2022.

¿Que se requiere de manera urgente para salir de esto..?

—-Yo lo que sugiero, con la experiencia que tuve como seleccionador, es ser coherente, no empezar a dar bandazos desde el punto de vista táctico y estratégico; debemos adaptarnos a los rivales, si comenzamos con esa situación realmente corremos el riesgo de no llegar a generar confianza, porque hoy lo que necesita la selección, sus jugadores, su técnico es generar confianza, transmitir seguridad, ideas concretas, un norte preciso y que comiencen a adoptar la postura que se hicieron en estas dos jornadas.

Sentencia que, en el choque contra Colombia se salió con una determinación de afinar el partido para ganarlo, y después contra Paraguay al recibir la realidad que se somete cuando el fútbol se complica ante equipos que demuestran superioridad, que comienza de cero y cambió todo: forma, estilo de plantear el partido, para jugar después de local contra otro equipo verdaderamente ahí vamos a crear duda en jugadores, en los fanáticos sino se obtiene resultados. Hay que crear confianza en el fanatizo con resultados, pero esa no es la confianza que tu necesitas como técnico, es la confianza de tus jugadores, que le mantengas a un concepto, una idea, una manera de actuar, coherente a lo que hablas, a lo que dices; y es ahí donde yo creo que el tiene que hacerse la medición y esperamos que el profesor José Peseiro asuma ese papel necesario porque lo quevviene ahora es Brasil y Chile y eso significa que va a ser sometido a una exigencia cada día mayor.

La opinión respecto al profesor José Peseiro…

—-Bueno, cuando lo escuché al principios, me atrajo, yo le di toda mi sensación de aprobación en el sentido que tenía un discurso que generaba esa tendencia de ver jugar a los jugadores de nuestra selección con esa predisposición de ser protagonistas y que evidentemente lo que le hace falta para ser eso, porque esos sistemas de jugar a la ofensiva y no se han trabajado, ahí es donde comienzan las dificultades, porque esto hay que trabajarlos, esto no es un decreto teórico, esto una comprobación, primero de una convicción teórica, después una confirmación con un trabajo que sea coherente en la parte práctica y es ahí donde le faltó, porque no tuvo tiempo, porque no hubo manera y cuando uno no tiene manera no es fácil desarrollar un fútbol ofensivo y es por eso que tiene que ser inteligente, tiene que apelar a la experiencia que tiene que haber adquirido y yo creo que espera él que saque, ese el reto, el fue llamado para llevarnos al Mundial de Catar 2022.

La responsabilidad la tiene completamente en aquel momento el presidente de la Federación Venezolana de Fútbol que para mí es el máximo responsable del trabajo de José Peseiro, sea bueno o sea malo; porque él fue quien lo trajo, pues no saben la responsabilidad que significa un presidente de la Federación, tiene la máxima responsabilidad de saber elegir al director técnico de la selección nacional, el conductor del equipo que nos va a llevar a un mundial, si el se equivoca, la sufrimos todos. Y eso es lo que yo temo, y ojalá haya sido la decisión correcta, que mantenga la cordura, la coherencia, las ganas de seguir creciendo, que busque la manera de tener entendimiento, contacto con los jugadores para hacerles entender claramente que lo que se quiere es jugar contra Brasil y Chile porque los resultados que vienen, de acuerdo a ello se asumirán consecuencias, buenas o malas.

Hay un sentimiento nacional, descontento general por los dos resultados negativos de la Vinotinto, usted lo siente así…?

—- Lo que hay es esa impotencia, esa rabia interior, que nosotros ya vivimos la etapa “cenicienta”, la etapa de las humillaciones, ya vivimos la etapa de los jugadores que no querían venir a la selección porque lo que iban era a recibir goleadas. Ya vivimos esa etapa, entonces volver a ver señales íntimas, nuevamente de esta enfermedad, de volver a ser “Cenicienta”, eso lo que da más que rabia e impotencia es una sensación de decir: Oye, hay que hacer algo, hay que tomar medidas correctivas. Hay que asumir decisiones quirúrgicas, hay que asumir ese esfuerzo, y eso le corresponde hoy a los responsables: presidente de la Federación Venezolana de Fútbol, director técnico de la selección absoluta con su cuerpo técnico y nuestros jugadores. Así es como se hacen los cambios, no esperar que de afuera vengan las soluciones, cuando vengan de afuera eso cambia todo.

Inquietud por parte de César Semidey y Nelson Pérez por el viaje de José Peseiro a su país en lugar de quedarse en Venezuela, tomando en cuenta el reinicio del torneo nacional.

Sentencia, Páez que, “yo tenía entendido que se iba a quedar a ver el torneo; pero no se, cada decisión que tiene uno en esa responsabilidad en el cargo que se asume tiene consecuencias positivas y negativas, Dios quiera que esa determinación y decisión sean en beneficio, de factores positivos, porque después vienen los partidos, luego que comiencen todo lo que hagamos bien o mal se identifica, se traduce, se transforma en la cancha. Los estrategas, tenemos que verlo antes

- Advertisment -