Fiesta Campera en la Monumental Plaza de Toros de Pueblo Nuevo

Cuatro alumnos de la Escuela Taurina de San Cristóbal estarán en la Primera Clase Práctica, lidiando cuatro novillos de la ganadería Rancho Grande.


Por Homero Duarte Corona

La figura del toro vuelve a estar presente en el redondel de la Plaza Monumental de Pueblo Nuevo.

No se trata de una corrida de toros con diestros de cartel, pero sí con la presencia de la sangre nueva, los futuros ases de la torería tachirense y nacional, en una Fiesta Campera a celebrarse este sábado, a partir de las 3 y 30 de la tarde, en el redondel de la “Plaza de las emociones”, huérfana de la fiesta del toro desde la Feria Internacional de San Sebastián, de enero de 2020.

El maestro Gerson Guerrero, instructor del ente taurino, contó a Diario La Nación el esfuerzo que han venido haciendo todos quienes forman parte de la gran familia de la Escuela Taurina, en la que están involucrados los propios alumnos, representantes y quienes de alguna forma sienten y aman el mundo del toro.

Foto/La Nación- Los alumnos, el maestro Gerson Guerrero, representantes y algunos aficionados, le han cambiado la cara al coso taurino sancristobalense.

—Un alistamiento de más de dos meses para hacer realidad esta premisa, donde no solo se ha trabajado en la parte académica y práctica de los alumnos; también hemos venido haciendo una limpieza, lavado y pintura en las gradas de la plaza para mostrar otra faz del templo del toreo del Táchira, para que los aficionados asistentes puedan disfrutar lo mejor posible el espectáculo— apuntó Guerrero.

Cuatro alumnos se estrenan en la Monumental

Señaló el maestro Guerrero que “no han sido en vano los 16 meses que llevamos trabajando con un grupo entre ocho y diez alumnos, todos ávidos de llegar lejos dentro de una profesión que no es nada fácil, se requiere de mucha entrega y sacrificio, lo contrario es caerse a engaños”.

De cara al debut de mañana, ya los muchachos han ido tres veces al campo, a tientas en la hacienda Cuquí, con vaquillas de casta de la ganadería Rancho Grande, propiedad de los Hermanos Molina, hijos del extinto empresario taurino Hugo Domingo Molina.

—-Existe mucha expectativa, esgrime Guerrero; los aficionados están en ascuas, quieren ver esta primera clase práctica, donde van a intervenir cuatro jovencitos, entre los 14 y 16 años, luego de una orfandad de casi dos años que no se monta la Feria Internacional de San Sebastián, desde enero de 2019.

Eloy José, Santiago Mendoza, José Miguel Castañeda y Rafael de la Cueva “están bien preparados, dieciséis meses de alistamiento que han valido la pena, no se ha perdido el tiempo, tienen con qué mostrarse ante el selecto grupo de aficionados que se harán presentes este sábado en la plaza de Pueblo Nuevo, un estimado de 300 personas”, apostilló Guerrero.

Resaltó el instructor que la Fiesta Campera en su totalidad ha sido preparada por la Fundación Escuela Taurina, gracias al esfuerzo de alumnos, representantes, algunos aficionados y el maestro Gerson Guerrero.

No duda Guerrero de que, tanto en lo físico como en lo técnico, están bien los cuatro alternantes para medirse a los novillos de Rancho Grande, con un peso aproximado de 250 kilos cada astado, por lo que podrán mostrar y enseñar sus progresos.

Los alumnos van a contar con la asistencia del maestro instructor y los matadores de toros Antonio Suárez y Fabio Castañeda, quienes estarán atentos a todos los movimientos de los cuatro jovencitos en cada uno de sus novillos.

Importante destacar también el respaldo de la Comisión Taurina, cuyo presidente es el médico veterinario Álvaro Moros Puentes, además que se contará con la presencia del Consejo Médico de la Plaza de Toros, encabezado por el jefe de los Servicios Médicos de Enfermería, doctor Ricardo Benvenuto Mogollón.

Como abreboca a la clase magistral de Eloy José, Santiago Mendoza, José Miguel Castañeda y Rafaelillo de la Cueva, habrá la presentación de dos academias privadas de Flamenco: Arte Flamenco Andreína Silva Mora y Aire Flamenco. El espectáculo tendrá una duración de dos horas y media, en lo que promete grandes alternativas, finalizó el maestro Gerson Guerrero.