sábado 22 enero, 2022
InicioDeportes!Historia de la Vuelta al Táchira: Santos Bermúdez, termina con ...

!Historia de la Vuelta al Táchira: Santos Bermúdez, termina con hegemonía colombiana! (Parte V)

3.123 views

Hubo que esperar ocho años para que un venezolano, Santos Rafael Bermúdez, venido al mundo el 26 de junio de 1946, en Anaco, estado Anzoátegui, terminara con la hegemonía del ciclismo colombiano en la Vuelta al Táchira en Bicicleta.

Una octava edición del giro ciclista cargado de una serie de noticias importantes, desde el mismo comienzo hasta el final, el 23 de enero frente al gimnasio cubierto “Arminio Gutiérrez Castro” de la Concordia, cuando el flamante campeón Santos Real Bermúdez fue paseado en hombros en medio del delirio de miles de aficionados.

La desaparición del club Lotería del Táchira y por ende su ausencia en la raya de partida había corrido como un reguero de pólvora los días previos al inicio de la Vuelta. Un segundo equipo que se había venido mostrando en el ámbito nacional tampoco se hizo presente, el Ministerio de Obras Públicas (MOP), sin duda dos grandes bajas con miras a la lucha por el título individual de la competencia andina.

Pero con la desaparición de Lotería y MOP, aparecen en la palestra deportiva sus relevos,  dos nuevos combinados, Brandy Martell y Leche Táchira, conformados por buena parte de los ciclistas que militaban en el conjunto lotero, para ser la gran incógnita entre la afición que papel iban a desempeñar en  el giro local próximo a comenzar.

Santos Bermúdez y Nicolás Reidtler dos figuras del ciclismo nacional para ese momento, compañeros de equipo por varios años en el escuadrón de la Lotería del Táchira iban a ser rivales, cada quien buscando sus propios intereses en la carretera.

El equipo del espigado corredor venido de Anaco y el del moreno rutero nativo de Cagua, hipotéticamente se convertían en dos de los favoritos para luchar por el trono de la Vuelta, cual sería capaz de acabar con la dictadura de los neogranadinos por siete ediciones consecutivas.

Antonio Chacón era el delegado del Club Martell y Arnoldo Muñoz, entrenador, mientras que Santos Bermúdez, Domingo Guerrero, Luís Gabino Rosales y Víctor Manuel Rubiano integraban el cuarteto de corredores.

El “Negro” Nicolás Reidtler era el capo de Leche Táchira, junto a Marcos Vásquez,Tíbulo Duarte y José Andrea.

Otro equipo debutante para defender los colores del Táchira, ExpresosOccidente, que tenía en sus filas a Nelson Natera, Luís Torres y Víctor Pérez, que apodaban el “cantante” por ser homónimo del guarachero de una orquesta nacional de época.

Ante la no participación del equipo lotero, salió un equipo denominado Táchira-Mixto, encabezado por Julio Murillo, Ciro Albarracín, Luís Chaparro y Luís Vivas.

A los conjuntos tachirenses se sumaron otras divisas fuertes del país, destacando Guárico con ruteros de renombre como Cirilo Correa, Ramón Noriega, Cecilio Freitas y Armando Gil; y Trujillo vino con Ramón Noriega, Luis Villarroel, Alvaro León y Martín Morales.

Colombia, otra vez en la partida, por octava vez consecutiva como invitado de lujo, en busca de un nuevo título, el número ocho al hilo, comandado por “El Cóndor” Alvaro Pachón Morales, quien iba en busca de la tercera corona, igualar el récord de su compatriota Martín Emilio “Cochise” Rodríguez.

Junto a Pachón, Juan de Dios “Escobita” Morales, un pequeño   corredor pero excelente escalador, Evaristo Fino Fino y González. Sin duda un equipo muy liviano en relación a los que siempre había enviado la Federación Colombiana de Ciclismo.

Al conjunto neogranadino como uno de los principales equipos invitados del exterior, se unieron Suiza, Estados Unidos y Guatemala, rivales que en el papel no representaban mayor peligro para los intereses de los equipos venezolanos en su objetivo de pelear el máximo galardón.

Triunfo suizo en la primera etapa

No pudo ser mejor el debut de los europeos en el Giro Andino, el estelar Gieber Bischoff hizo suya la primera etapa, el tradicional circuito de las avenidas España y 19 de Abril, seguido por Domingo Guerrero (Brandy Martell), tercer lugar Juan de Dios Morales (Colombia), cuarto puesto Ramón Ramírez (Trujillo) y en la quinta posición Nicolás Reidtler.

Cirilo Correa, el guariqueño de oro, con etiqueta de favorito para pelear la carrera se hizo del liderato al término de la segunda etapa que tuvo como epílogo Santa Bárbara de Barinas, ganada por el trujillano Alvaro León. Por apenas 150 kilómetros portó el maillot de líder el suizo, terminó en la casilla doce a más de dos minutos de diferencia del ganador.

Otro guariqueño, Armando Gil, se impuso en la tercera etapa con final en ciudad Barinas y de paso se adueñó del liderato que estaba en poder de Cirilo Correa. El colombiano Alvaro González quien llegó en la novena casilla, pasó a ocupar la tecera posición en la clarificación general.

Un nuevo líder después de disputada la cuarta etapa, el carabobeño Luis Villarroel, un recorrido al cronómetro sobre 23 kilómetros entre Barinas y Barrancas, conquistada por Santos Rafael Bermúdez.

Leña pura en la sexta etapa, luego de la doble jornada del día anterior; el tachirense Luís Gabino Rosales (Martell) se impuso entre Biscucuy y Valera, mientras que el guariqueño Cirilo Correa recuperó el liderato que había alcanzado en la segunda etapa.

En ese toma y dame entre corredores venezolanos, sin que aparecieran los extranjeros, apenas el triunfo suizo en la primera etapa; Domingo Guerero Guerrero le dio una segunda victoria al hilo a Brandy Martell, y Luís Villarroel se volvió a vestir de líder.

Prácticamente un récord en cambio de liderato hasta ese momento en la historia de la Vuelta; en la octava etapa, ganada por Nicolás Reidtler (Leche Táchira), la segunda más corta del giro ciclista, de apenas 52 kilómetros, entre El Vigía y Tovar, la casaca de mandamás de la carrera pasó a manos de Domingo Guerrero (Brandy Martell).

Segundo triunfo parcial de Nicolás Reidtler en la competencia, se impuso en la segunda etapa más fuerte, con final frente al liceo Militar Jáuregui, seguido por Juan de Dios “Escobita” Morales (Colombia) a 12 segundos de diferencia. Cirilo Correa vuelve a tomar la camiseta de líder restando apenas dos etapas para el final de la carrera.

Recorrido inédito en la penúltima etapa, salida en la Grita y llegada en Táriba, levantando los brazos en alto en señal de triunfo Andrés Mora (Tabacos la Cumanesa), escoltado por su compañero de equipo Manuel López y tercer puesto para Luis Gabino Rosales (Brandy Martell).

Por primera vez en lo que de la Vuelta y faltando sólo la etapa de cierre Cirilo Correa logró mantener por segundo día seguido el maillot de líder y cuándo sólo restan sólo restan 138 kilómetros para el final de la carrera.

Última etapa a “sangre y fuego”

Ningún “paseo del campeón” en los 130 kilómetros finales del giro tachirense, un recorrido exigente entre Táriba, Copa de Oro, Capacho, San Antonio, Urena, San Antonio, Capacho y San Cristóbal, con la disputa de tres premios de montaña.

Con una ventaja de un poco menos de tres minutos del líder Cirilo Correa en relación a su escolta Gabino Rosales y más de tres minutos respecto al tercero Ramón Noriega, todo apuntaba a la victoria final de Correa.

Sin pedir ni dar cuartel la etapa de cierre, apenas se bajó la banderola ajedrezada los directores deportivos con mayores intereses comenzaron a mover sus fichas como si se trataran un juego de ajedrez.

Estaban claros los compadres Santos Rafael Bermúdez y Nicolás Reidtler, sexto y séptimo en la claudicación general a un poco menos de cuatro minutos del líder Cirilo Correa, que la mejor arma era atacar desde el primer kilómetro, ir en busca de arrebatarle el maillot guariqueño y de allí tras el título individual, terminar con la hegemonía de los vecinos colombianos.

La gran decepción los invitados extranjeros, ni siquiera los ases neogranadinos aparecieron por ningún lado, apenas Evaristo Fino Fino y Juan de Dios “Escobita” Morales sacaron la cara por su país, el bicampeón Alvaro Pachón Morales no vio luz, totalmente desconocido.

Fino Fino y Morales distanciados a más de siete minutos del primer lugar poco o nada tenían que buscar en la lucha por el galardón.

Tres grandes protagonistas en la etapa de cierre: Santos Bermúdez (Martell), Nicolás Reidtler (Leche Táchira) y Juan de Dios “Escobita” Morales (Colombia); esta tripleta hizo no dejaron para nadie, en la ruta hacia San Antonio, después de dejar a Capacho, empezaron a flaquear las fuerzas del líder Cirilo Correa que se acentuó en la cuesta hacia Apartaderos y los Cacaos en el regreso de la capital del municipio Bolívar, la bien llamada “Villa Heroica”.

Una especie de pacto entre los compadres Reidtler y Santos, el primero cruzó de primero frente al gimnasio cubierto “Arminio Gutiérrez Castro” para ganar la última etapa, escoltado por Santos Bermúdez, ya coronado campeón pues el lider Cirilo Correa no apareció entre los veinte primeros.

Entre el delirio de miles de aficionados que se apostaron en los alrededores del gimnasio y paseado en hombros la gente celebraban hasta rabiar el título de Bermúdez, se terminaba una dictadura de siete conquistas en fila: tres títulos para Martín Emilio Cochise Rodríguez, dos coronas para Alvaro Pachón, y un galardón para Gustavo Rincón y otro para Miguel Samacá.
El cuadro de honor quedó encabezado por Santos Rafael Bermúdez como campeón, Nicolás Reidtler subcampeón y tercer puesto para el destronado líder Cirilo Correa, un podio netamente venezolano, mientras que el cuarto puesto fue para Juan de Dios “ Morales (Colombia) y quinto lugar para Samuel Herrera (Guatemala).

Por departamentos, Nicolás Reidtler se tituló rey de la montaña con 75 puntos, segundo puesto para Juan de Dios Morales con 40 y tercer lugar para Manuel Díaz López con 15.
El suizo Richard Trinlleer se llevó el título de las metas volantes con 130 puntos, Luis Vivas subcampeón con 90 y Domingo Guerrero con 35.
Por equipos Brandy Martell se coronó campeón, segundo lugar Trujillo y tercero Guárico.

Como colofón de la octava edición de la Vuelta al Táchira, la gran actuación de los venezolanos y la decepción de los extranjeros, especialmente los colombianos que venían de siete campeonatos consecutivos en fila.
El gran damnificado de la Vuelta, el bicampeón Alvaro Pachón que vino en busca del tercer título individual, no quedó ni entre los primeros veinte puestos.

En la próxima entrega, Alvaro Pachón Morales toma desquite de la pobre presentación en la octava Vuelta, para conquistar la tercera corona e igualar el récord de su compatriota Martín Emilio Cochise Rodríguez.

Homero Duarte Corona

- Advertisment -