jueves 23 marzo, 2023
InicioDeportesLiga Andina, criatura de dos pasos y no aprendió a caminar

Liga Andina, criatura de dos pasos y no aprendió a caminar

311 views

Gustavo Carrillo


El béisbol en el Táchira ha vivido sus buenos momentos, presentando a sus seguidores atractivos espectáculos, que promovieron la idea de construir un escenario para programas juegos con la presentación de equipos profesionales.
Se inició el camino de ese sueño la creación de la Liga Andina en la década del 80, con un grupo de hombres amantes del deporte de las cuatro esquinas se reunieron  en San Cristóbal y dar los primeros pasos para lograr ese objetivo, que se cumplió meses después.
Táchira ha sido un estado con muchos aficionados a este deporte y conocedores del deporte de las cuatro esquinas. En la década del 60 se jugó buen béisbol en las categorías A y AA, con equipos que inscribieron en sus rosters peloteros venidos de otros estados. Sobre ese tema escribiremos en una próxima oportunidad.
Liga Andina. En una oportunidad y en una reunión con hombres de béisbol, recuerdo a Gonzalo Castellanos, Carlos Andrés Meneses, Humberto Oropeza del Cardenales de Lara, Santiago Moreno, Navegantes del Magallanes y Oscar Prieto dieron los primeros pasos para la creación de la liga.
En efecto, las conversaciones llegaron a feliz término y se programó iniciar el primer Campeonato de Béisbol Profesional de la Liga Andina, con la presencia de las sucursales de los equipos Leones del Caracas, Tiburones de La Guaira, Navegantes del Magallanes, Tigres de Aragua y Cardenales de Lara, para un torneo a jugarse en los estadios, Leonardo Alarcón de Rubio y el sempiterno Estadio Táchira en La Concordia.
La noche de la inauguración se convirtió en una gran fiesta deportiva, con la presencia en las tribunas de un buen número de aficionados que vieron nacer una organización de la que se esperó darle muchos años de vida pero desafortunadamente, no pasó de una criatura de dos años.
Buena pelota. Mucho entusiasmo, la transmisión de la radio, como en todos los deportes puso sabor y colores a la noche inaugural, para observar en el montículo a Gonzalo Castellanos uno de,los promotores de esta idea realizar el lanzamiento inaugural.
Se jugó el torneo y el público disfrutó de los encuentros. En esa oportunidad los equipos mostraron en sus roster peloteros que venían en pleno desarrollo, mientras en el centro se jugaba el torneo oficial de la Liga de Béisbol Profesional, y la del Táchira se convirtió en una liga paralela donde los equipos del centro colocaban aquellos peloteros que podrían tener una doble función dando la necesidad del momento.
Peloteros que con el tiempo se convierten en figuras del béisbol como el caso de Luis Sojo un jugador con varios anillos de series mundiales especialmente con Yanquis de Nueva York, un extraordinario pelotero con Cardenales de Lara, manager en la pelota criolla, además de pasearse por la pelota caribeña y dirigiendo en México.
Otros peloteros recordados, Luis Leal gran lanzador con Azulejos de Toronto, Carlos “Café” Martínez, Juan Querecuto, Alex Cabrera, Omar Daal, Rómulo Martínez, William Magallanes, Carlos Hernández, Clemente Álvarez y muchos más que recuerdan en muchas ocasiones su paso por la Liga donde alcanzaron a pulir sus condiciones que en mucho les ayudó a su presentación en la gran carpa.
Un caso especial con muchos venido de Ciudad Bolívar y se residenció en Michelena, Carlos García para seguir sus estudios, jugaba béisbol y softbol. En ese ajetreo del deporte, lo vio en el campo de juego “Chingo” Ortega, y consideró que tenía las herramientas para aspirar una presentación de Grandes Ligas y se hizo un cambio, con Clemente Álvarez y García fue al Magallanes y el entrenador logró en conversaciones rápidas lo conectó con Piratas de Pittsburg donde jugó varias temporadas en el campocorto y la intermedia.
Dos temporadas de la liga y a la tercera no fue la vencida, a la tercera desapareció la organización y no se sabe que pudo haber pasado para que no siguiera en los diamantes la pelota calientes que en el Estadio Táchira brindó un buen espectáculo, el sabor del béisbol criollo, de la pelota caliente, de la pelota caribeña que tanto apasiona a los venezolanos.
Pasó la euforia de la Liga Andina. Quedó el sabor de aquella competición que pudo haber ido muy lejos. Ofreció brillo al béisbol, cautivó a los tachirenses que seguían sus equipos,  conformando las barras de seguidores con la esperanza de ver más adelante un equipo totalmente del Táchira, claro, con peloteros importados, no solo en esa liga sino con el sueño de pasar a integrar la Liga de Béisbol Profesional siendo el equipo No 10, pero todo quedó en un sueño. Un sueño que será muy difícil de realizar por muchas razones que no viene al caso enumerar.
Y con ese sueño se construyó un moderno estadio que recibió en varias temporadas equipos de la LVBP, para jugar compromisos correspondientes al calendario oficial y pudimos disfrutar de una presentación de Leones del Caracas, Navegantes del Magallanes, Tiburones de La Guaira, Cardenales de Lara.
Un moderno escenario pero no hay equipo para que brinde emociones a los seguidores de este deporte (Foto/Tulia Buriticá).
Cuando en el 2005 se inauguró el estadio Metropolitano en Pueblo Nuevo, nos visitaron dueños de equipos del Béisbol Profesional y consideraron esa instalación como de las más modernas de Latinoamérica considerando la posibilidad de crear un equipo profesional. No pasó de allí esa ilusión, ese sueño, y hoy día el moderno estadio se encuentra en la lista de las instalaciones que no reciben el mantenimiento adecuado, y para mejor suerte, personas allí alojadas por el covid-19, causaron muchos destrozos que dejan el Metropolitano con un panorama triste, sin saber que va a ocurrir con ese moderno escenario. Quédate en casa. (GC)
Encartado Publicitario