Inicio Deportes Wimbledon, el cabo al que se agarra Djokovic en una temporada de...

Wimbledon, el cabo al que se agarra Djokovic en una temporada de pesadilla

Djokovic uno de los grandes favoritos en Wimbledon. (Foto: AFP)

Wimbledon, Reino Unido (AFP) Expulsado de Australia, derrotado en cuartos en Roland Garros, presumiblemente no podrá participar en el US Open al no estar vacunado contra el covid-19, y en caída en la clasificación ATP, a Novak Djokovic sólo le resta Wimbledon para salvar una temporada de pesadilla.

El lunes la tradición se cumplirá: ganador de la última edición, el serbio inaugurará la Pista Central ante el surcoreano Soonwoo Kwon (75º del mundo).

Su flexibilidad debería permitirle evitar las trampas de la hierba resbaladiza y superar las primeras rondas.

En su camino podrían presentarse Thanasi Kokkinakis (82º), Reilly Opelka (24º) o Nikoloz Basilashvili (27º), Carlos Alcaraz (7º) o Andy Murray (51º), Hubert Hurkacz (10º) y por último Rafael Nadal (4º) o Matteo Berrettini (11º).

Ganador de las tres últimas ediciones, Djokovic es el rival a batir en un torneo que ha conquistado en seis ocasiones, y que quiere volver a ganar para colocarse con 21, a un sólo Grand Slam de Nadal.

Pero como quedó patente en cuartos de final de Roland Garros, ‘Djoko’ está lejos de su mejor momento a nivel psicológico luego de los meses complicados por los que ha tenido que pasar.

– Retroceso –

Y sea cual sea su resultado en Wimbledon retrocederá en la clasificación ATP ya que el torneo no repartirá puntos. Pero el jugador asegura estar por encima de esas contingencias.

“Sinceramente, hay jugadores que estarán seguramente más afectados que yo”, afirma. “No quiero decir que no los considero importantes (los puntos) pero para mí lo serán menos. Ahora que tengo el récord del número de semanas pasadas en el N.1 (373), ya no busco tanto como antes la clasificación”, explicó, aunque lamentando en todo caso no haber podido defender sus 2.000 puntos en Australia y sus 2.000 puntos en Wimbledon.

En Melbourne tuvo que pasar varios días en un centro de retención antes de ser expulsado de Australia justo antes del primer Grand Slam del año por no estar vacunado contra el covid.

Privado de Indian Wells y de Miami por los mismos motivos sanitarios, regresó a la tierra batida en Europa pero estuvo irreconocible en Montecarlo (eliminado de entrada), y perdió en casa en la final Belgrado y en semifinales en Madrid (contra Alcaraz), antes de conquistar Roma, pero de ceder ante Nadal en cuartos de Roland Garros.

– Sin preparación –

Desde entonces no ha jugado un solo torneo de preparación sobre hierba. Pero incluso así, afirma, no debería tener problemas.

“Hay jugadores a los que les gusta jugar todos los partidos oficiales posibles porque ven en ello un medio para entrenarse. Hay otros que no necesitan jugar tanto y prefieren encontrar el equilibrio entre la competición y el descanso. Yo formo parte de esa segunda categoría”, explicó, subrayando el hecho de “haber ganado ya Wimbledon sin jugar ningún torneo preparatorio”.

Y si necesitase una fuente extra de motivación en Londres, la encontrará en su probable ausencia en el US Open a finales de agosto.

“Actualmente no estoy autorizado a entrar en Estados Unidos, habida cuenta de las circunstancias. Lo sé. Es un incremento de motivación para jugar bien aquí” en Wimbledon, lanzó dos días antes del inicio de la competición.

“Espero hacer un muy buen torneo, como lo hice en las tres últimas ediciones…”.

Salir de la versión móvil