InicioDeportesYulimar Rojas, una historia de éxito que empezó en las redes...

Yulimar Rojas, una historia de éxito que empezó en las redes sociales

768 views

La estelar atleta criolla revalidó una vez más su título mundial de triple salto

Budapest, Hungría | AFP

Un día, Facebook le propuso como “amigo” a Iván Pedroso, el multicampeón cubano del salto largo y ahora su entrenador. Ella le mandó un mensaje. Así empezó a gestarse el gran éxito de Yulimar Rojas, que este viernes revalidó una vez más su título mundial de triple salto.

El mensaje fue en el año 2015 y ya en 2016 estaban viviendo juntos una temporada histórica, con el título mundial bajo techo en Portland y la plata olímpica de Rio de Janeiro.

“Me gustan mucho las redes sociales. Cuando Facebook me lo sugirió de amigo decidí escribirle, le dije que era una joven atleta de Venezuela, que él era mi ídolo y que quería entrenar con él”, contó en su día Rojas sobre cómo consiguió ser entrenada por el hombre que se colgó el oro olímpico en Sídney-2000, cuatro oros mundiales consecutivos al aire libre, de Gotemburgo-1995 a Edmonton-2001, y cinco bajo techo, de Toronto-1993 a Lisboa-2001.

Yulimar pensó al principio que ese mensaje era como tirar una botella al mar. Pero no tardó en tener la notificación de que Iván Pedroso había respondido, el mismísimo Iván Pedroso, diciéndole además que hacía tiempo que la venía siguiendo y que había quedado impresionado.

Pronto le ofreció la oportunidad de que acudiera a España a entrenar con él. La vida y la carrera deportiva de la joven cambió.

Avanzado el año 2015 fue a Guadalajara, no lejos de Madrid, a entrenar con Pedroso, y en unos tres meses ya había mejorado su marca medio metro.

La máquina estaba ya en pleno rendimiento y en marzo de 2016, en el Mundial de atletismo en pista cubierta de Portland, Yulimar Rojas logró dar la gran sorpresa llevándose la medalla de oro.

En junio de ese año elevó su plusmarca personal a 15,02 metros, en Madrid. Había terminado el año 2015 con 14,20 como mejor marca, con lo cual la progresión de la mano de Pedroso estaba siendo espectacular.

Fichó por la sección de atletismo del FC Barcelona. Y en 2017 logró desalojar a Caterine Ibargüen del trono mundial.

Su carrera sigue una progresión fulgurante desde entonces.

Acumula ahora cuatro títulos mundiales al aire libre [los mismos que Iván Pedroso], tres oros mundiales bajo techo y, sobre todo, el oro olímpico de Tokio en 2021 y la plusmarca mundial, que ha dejado por el momento en 15,74 metros [bajo techo, el año pasado en Belgrado].

– Visibilidad LGTB+ –

Nació hace 27 años en Caracas y creció en un hogar muy humilde que respiraba deporte en la barriada de Pozuelos, a las afueras de Puerto La Cruz [este de Venezuela].

Su padre biológico fue boxeador de peso pluma. Y también hizo boxeo el marido de su madre, Pedro, al que ella llama papá.

En el atletismo empezó a destacar en el salto alto y el salto largo, pero pronto fue dirigiendo sus pasos al triple salto con su altura de 1,92 metros, que le hacen parecer casi una jugadora de voleibol con su físico atlético y espigado.

Los entrenamientos forman parte de su día a día desde la adolescencia, pero también tiene un punto divertido y alocado cuando sale de la pista.

En el Mundial de Londres-2017 compitió con el pelo largo y teñido de verde. En otras competiciones más recientes lo ha hecho con el pelo muy corto y teñido de rubio o de rosa. En la ronda clasificatoria del miércoles en Budapest había competido además con la bandera venezolana pintada en sus mejillas y una pulsera con los colores arco iris, después de su visibilidad LGTB+ en entrevistas y redes sociales en los últimos años.

“Jamás se priven de amar. Ama a quien tú quieras”, escribió en X (ex Twitter) el pasado 28 de junio, con la celebración internacional del Día del Orgullo LGTB+.

En el horizonte, dos objetivos: llegar algún día a la mítica barrera de los 16 metros y aspirar a un doblete de títulos olímpicos en los Juegos de París, triple salto y salto largo.

Mientras, el atletismo latinoamericano festeja que su estrella sigue en lo más alto.

“Es una mujer poderosa, una mujer que inspira mucho respeto y mucha inspiración. Además es cercana, simpática, para nuestra región es un plus”, celebró en una entrevista con la AFP en Budapest la colombiana nacionalizada chilena Ximena Restrepo, vicepresidenta de la Federación Internacional de Atletismo (World Athletics).