miércoles 30 noviembre, 2022
InicioEconomía“El consumidor ya no tendría que exponerse a comprar productos ilegales en...

“El consumidor ya no tendría que exponerse a comprar productos ilegales en el país”

1.227 views

Este lunes 26 de septiembre, autoridades de Colombia y Venezuela hicieron efectiva la anunciada reapertura de la actividad comercial en la frontera, efectuando un acto simbólico en el Puente Internacional Simón Bolívar.

Para intentar proyectar el panorama económico que se puede suscitar con la reactivación comercial en el paso fronterizo entre Táchira y el Norte de Santander, La Nación conversó con el economista Aldo Contreras.

Efectos sobre el comerciante y el consumidor

En primer lugar, se le consultó acerca de los efectos que puede tener sobre el productor y el consumidor tachirense el regreso del paso de mercancías por los puentes internacionales.

“Creo que la medida beneficia al comerciante, que desde hace un tiempo ha tenido que traer mercancía a través de los pasos irregulares, lo que ha provocado un aumento en los costes”.

De igual forma consideró que la reapertura lleva a eliminar la proliferación de la llamada economía negra que supone un riesgo ante la exposición a grupos irregulares, así como al tener que transitar con mercancías no legalizadas al no contar con los registros de aduana.

En cuanto al consumidor, la medida también es positiva puesto que “la reducción de costes se puede traducir en un aumento de la competencia y por consiguiente una reducción de precios”.

Agregado a ello, el consumidor ya no tendría que exponerse a comprar productos ilegales en el país, falsificados, o “sin registros sanitarios y fitosanitarios, correspondientes”.

Por lo tanto, una frontera abierta lleva a que “los controles de aduana, sanitarios y de logística internacional”, protejan al consumidor. Además de representar ventajas empresariales para el funcionamiento legalizado del comercio, que luego “se puede tributar y con esos recursos ayudar al desarrollo de la economía local”.

Retos competitivos

Al ser consultado sobre los principales retos que actualmente debe enfrentar el comercio binacional, el economista hizo referencia a varios aspectos técnicos donde Colombia aventaja a Venezuela.

“El desarrollo económico que de alguna manera muestra Colombia se debe al modelo de libre mercado que ha adoptado, mientras Venezuela muestra el fracaso de un modelo socialista de rígidos controles sobre la economía”.

Una muestra de ello es que “Cúcuta cuenta con un aeropuerto internacional en funcionamiento, vías terrestres en buen estado, cadenas hoteleras, e infraestructuras de calidad”, lo que le da mayores ventajas en la distribución y comercialización de materias primas y bienes finales, puntualizó Contreras.

Mientras que “el Táchira cuenta con grandes retos, al no disponer de aeropuertos competitivos, ni de vías e infraestructuras en buen estado”, lo que le dificultaría, por ejemplo, explotar el potencial turístico. Así mismo, “la falta de casas de cambio, de un consejo binacional que permita el desarrollo de la frontera, y de un sistema eléctrico eficiente”, suponen enormes retos.

Medidas legales a tomar

Para el experto, una medida positiva que deberían emprender en la mayor inmediatez posible las autoridades venezolanas, es “el regreso del país a la Comunidad Andina de Naciones (CAN), para que se logren posiciones arancelarias y de competencia empresarial que beneficie a los nacionales”, así como al flujo migratorio que sería parte de los convenios que ha establecido la Comunidad.

En este mismo sentido, sugirió el restablecimiento de zonas especiales que ayuden a hacer atractiva la inversión, y trabajar en procura de la recuperación de los sistemas de financiamiento a través de la banca.

Volver a las cifras del pasado

Para finalizar, ante la pregunta de si es factible recuperar la actividad económica que se tenía previo cierre, cuando esta zona era conocida como la “frontera más dinámica de América Latina”, por el tamaño del intercambio comercial, el economista se mostró escéptico, considerando que “para volver a las cifras registradas entre 2008 – 2009, cuando se llegó a los 700 mil millones de dólares, hará falta recorrer un largo camino y complejo”, por lo que el país debe ahora mismo “enfocarse es en el perfil exportador que va a ofrecer” por medio de sus ventajas comparativas y competitivas.

Teniendo siempre presente que “una apertura real de frontera para que sea completa tiene que ser vehicular, peatonal y comercial”, enfatizó Contreras. (Diego Mendoza /Pasante de Comunicación Social)

 

- Advertisment -
Encartado Publicitario