Inicio Economía “Para reactivar el crédito bancario hay que reconfigurar el sistema”

“Para reactivar el crédito bancario hay que reconfigurar el sistema”

Economista Aldo Contreras: Una fuente de crédito puede ser la Bolsa de Valores. (Foto/Archivo)

Algunas informaciones recientes publicadas en la prensa nacional señalan que, en el país, se está recuperando la oportunidad de acceso al crédito bancario, una actividad financiera que estaba casi suprimida desde hace varios años, al aumentar según registros, desde marzo hasta abril, una cifra superior a los 70 millones de dólares.

Según se dice, esta recuperación es debida a las medidas gubernamentales implementadas desde febrero, entre ellas la decisión del Banco Central de Venezuela, BCV, de reducir el encaje legal de 85 % a 73 %, y la autorización oficial que permite a las entidades bancarias otorgar créditos liquidados en bolívares, hasta 10 % del volumen de las cuentas en divisas.

Los expertos afirman que se tendrá una expansión crediticia, la cual viene estimulada por el aumento del caudal de dinero en las próximas semanas, como consecuencia del pago del bono único a los jubilados, ofrecido por el Gobierno, que, por un monto de 10 mil bolívares a cada uno, será cancelado en varios pagos.

Un tema complicado

El tema del crédito en Venezuela sigue siendo muy complicado, no solo en los últimos cuatro años, sino desde que empezó a crecer el Producto Interno Bruto, PIB, pues las pequeñas y medianas empresas vienen haciéndose cada vez más a la necesidad de crédito, igual que las personas. Así lo explica el economista tachirense Aldo Contreras, a quien consultamos sobre este tópico.

—Hoy por hoy, dice, a quien se le daña una nevera, una lavadora, básicamente tiene que tener cien por ciento del dinero para reponerla, por cuanto no hay disponibilidad de instrumentos financieros, básicos en cualquier economía, como las tarjetas de crédito. Hoy, en el país, una tarjeta de 60 dólares no alcanza siquiera para hacer un mercado decente, pues está sobre los 250 dólares el valor de la canasta alimentaria familiar.

Eso hace que la necesidad del crédito esté presente. Sin embargo, hace falta mucho. Aunque el BCV decidió reducir el encaje legal, de 83 % a 75 %, todavía hay que hacer mucho más, pues se trata de que el sistema financiero, que es uno de los sectores económicos más importantes, tiene que empezar a prestar dinero.

El tamaño del crédito en Venezuela, hoy, es apenas 1 % del PIB, y el sistema financiero está necesitando por lo menos 12 mil millones de dólares como auxilio, ya que, de cada diez agencias bancarias, han cerrado seis, aunque los bancos permanecen. Pero la cantidad de instituciones financieras, por no poderse mantener, se está reduciendo, como consecuencia del encaje legal.

En un país normal, o en Venezuela, la estadística de Encaje Legal estuvo siempre sobre 20 %. El encaje legal, hoy en 73 %, es demasiado alto. Eso quiere decir que de cada 100 bolívares que se depositan, 73 se congelan en el Banco Central, lo que no le permite a la banca normal tener liquidez o dinero suficiente para llevarlo al crédito.

Reconfigurar el sistema crediticio

—Tenemos el tema de los créditos personales, explica Contreras, los créditos de vivienda, que prácticamente no existen, o sea, que los créditos de autoconstrucción, de remodelación o de adquisición de vivienda principal, no alcanzan siquiera para comprar el piso de una casa, lo que quiere decir que todo el sistema crediticio debe ser reconfigurado.

El Estado venezolano debe ir, agrega el economista, a que la banca pueda prestar dinero, bien sea buscando capitales en los países aliados, por ejemplo, China, Rusia, India, entre otros; o bien, abriendo la posibilidad de que la banca extranjera venga a operar en Venezuela, ya que las tasas de interés son, de algún modo, competitivas.

Sin embargo, continúa, el tema de la seguridad jurídica y la confianza, siguen siendo asunto complejo y complicado en el entorno venezolano, lo que hace que sea complicado también el tema de la reactivación crediticia. Sectores como el sector construcción, el sector financiero y el propio sector bancario están aún en mora con eso.

¿El mercado bursátil?

—Sí. También es cierto que la única opción que existe hoy por hoy, es a través del mercado de valores, la bolsa de valores, el mercado bursátil, en donde las empresas que estén muy bien organizadas y con toda su documentación al día, pueden ir a la Bolsa de Valores de Caracas, donde pueden obtener asesoramiento o ayuda para conseguir financiamiento a través de pagarés bursátiles u otras formas de emisión de deuda.

Sin embargo, es la opción que se está abriendo, la Bolsa de Valores. Pero la banca como institución financiera por excelencia en Venezuela, concluye el experto, hoy está muy complicada. También se permitió prestar hasta 10 % del dinero que se mantiene en las Cuentas Custodia, pero esto parece insuficiente para la cantidad de dinero que necesita el país, para el entorno económico que se requiere, para que la economía pueda empezar a crecer en términos reales.

Humberto Contreras

Salir de la versión móvil