miércoles 28 septiembre, 2022
InicioFarándula y EspectáculosShakira: proceso en su contra en España deja al descubierto su fortuna

Shakira: proceso en su contra en España deja al descubierto su fortuna

1.684 views

La temible Hacienda Pública española, que ha tenido contra las cuerdas a jugadores de fútbol de la talla de Lionel Messi, Cristiano Ronaldo y Radamel Falcao, ahora tiene bajo la lupa a la cantante Shakira.

La barranquillera no logró llegar a un acuerdo con la Fiscalía de Barcelona y ahora enfrenta un juicio por presunta evasión fiscal de 17,2 millones de dólares, señalamiento que ella califica como un atropello.

El rastreo

EL Tiempo Colombia reveló este fin de semana el escrito de acusación que la Fiscalía radicó el pasado 26 de julio ante el Juzgado de Instrucción 2 de Esplugas de Llobregat, municipio barcelonés en donde Shakira convivió con su ahora expareja, el futbolista Gerard Piqué.

Antes de llegar a la etapa de juicio, el fisco español rastreó bienes en Nueva York, Bahamas, Barranquilla, Barcelona, Uruguay y Miami para probar que Shakira dejó de declarar ingresos en España, en 2012, 2013 y 2014, donde tenía residencia fiscal.

Peritos y actuarios revisaron hasta los contratos con el programa La voz, en Estados Unidos, y la explotación de la marca Shakira, que incluía su famoso perfume Dance.

La información recaudada llevó a la Fiscalía a señalar que Shakira ocultó su identidad en un entramado de empresas a las que incluso les cedió sus derechos de autor sobre sus composiciones, por un valor tasado en más de 30 millones de euros.

Avión y mansiones

Shakira: proceso en su contra en España deja al descubierto su fortuna
Shakira: proceso en su contra en España deja al descubierto su fortuna

El fisco español identificó un entramado de firmas en Luxemburgo, Islas Vírgenes, Panamá, Holanda y Malta. Según la investigación, Shakira les transfería sus ganancias a las firmas (de las que es dueña o accionista) e incluso hizo acuerdos de baja tributación en Luxemburgo.

Su casa en Bahamas aparece a nombre de la sociedad CB Properties Inc.; y un lujoso inmueble en Miami es de las firmas C y N y NB Road Investments Inc.

Incluso, en el expediente se menciona su casa en Barranquilla, que aparece a nombre de la sociedad PH, así como un magnífico predio en Nueva York, propiedad de PL LLC.

Ese paquete de bienes supera los 6,2 millones de euros. Y a estos se suma un avión, vinculado a la firma U LLC., que fue vendido en 2014 por cerca de millón de dólares.

Y se menciona la mansión que ocupó con Piqué, tasada en unos 4 millones de euros.

«La acusada, mayor de edad y sin antecedentes penales, entre 2012 y 2014 vivía en España de manera habitual», señala el documento. Y entrega las direcciones exactas de su propiedad.

Y a reglón seguido aparece mencionado Piqué: «Esta la adquirió junto con su compañero sentimental a través de la sociedad BSL en mayo de 2012».

Y agrega que se probó que las estancias fuera de España «de la acusada, en este periodo de tiempo, no fueron a diferentes países por motivos profesionales, con una duración muy corta, a excepción de Estados Unidos en donde participó en el programa The V y en el que llegó a permanecer: 61 días en 2012, 118 días en 2013 y 117 días en 2014″.

Y la Fiscalía es enfática en que, una vez concluidas sus actividades profesionales o de ocio, volvió inmediatamente a España.

La defensa

Para el equipo asesor de Shakira, este caso es un atropello a sus derechos: «Siempre se ha demostrado una conducta impecable como persona y contribuyente, y plena disposición de solventar cualquier diferencia». Y recalcan que, aun discrepando con el fisco, la artista procedió al pago de 17,2 millones de dólares; por ende, no hay deuda pendiente.

«La Fiscalía sigue sin mostrar pruebas directas o criterios razonables que soporten su postura y ha mantenido una actitud intransigente», señalan.

Además, sostienen que PricewaterhouseCoopers asesora a Shakira en el manejo fiscal en más de 20 jurisdicciones y que “jamás se había encontrado una persecución tan encarnizada por parte del fisco, ni un uso tan evidente de la presión mediática y reputacional como mecanismo recaudatorio”.

Con información de 2001

- Advertisment -
Encartado Publicitario