Inicio Frontera Adolescente casi pierde su ojo derecho al intentar matar una iguana

Adolescente casi pierde su ojo derecho al intentar matar una iguana

Maikol Anaya Castro, junto a su mamá.

La reconstrucción del ojo se la hicieron en una clínica de Cúcuta, en Colombia


Por Jonathan Maldonado

Una travesura de adolescentes casi le hace perder por completo el ojo derecho a Maikol Anaya Castro, de 14 años, habitante de San Antonio del Táchira.

El accidente se registró el pasado 16 de junio. El pequeño, junto a otro amigo, acudió a al barrio Ricaurte, en el municipio Bolívar, donde lograron agarrar una iguana que decidieron sacrificar para consumir su carne.

El pequeño Maikol  necesita ayuda.

El compañero le pidió que le ayudara a sostenerla, mientras él le quitaba la cabeza al animal con un cuchillo. “El muchacho, procedió, y no contó con que el movimiento brusco de la iguana, al instante de sacrificarla, provocaría que el amigo de mi hijo moviera el cuchillo y, sin querer, se lo incrustara en su ojo derecho”, contó su progenitora, Carolina Castro.

El chico, de inmediato, empezó a sangrar y repetía constantemente que no podía ver. Tras ser trasladado al hospital Samuel Darío Maldonado, a los minutos de ser atendido, se decidió que lo más oportuno era llevarlo a un centro de salud de la ciudad de Cúcuta.

Castro, quien al momento de enterarse de lo que había pasado con su hijo se hallaba empacando unos dulces para venderlos, fue quien finiquitó la ambulancia neogranadina para trasladar al adolescente hasta el hospital Erasmo Meoz.

Ya en observación, le indicaron que el centro de salud no contaba con el especialista para operarlo y le advirtieron que debía hacerse pronto, pues corría el riesgo de  perder el ojo por completo.

Con la angustia circulando por su humanidad, la ciudadana, de 37 años, lo llevó hasta la clínica San Diego, también ubicada en Cúcuta, donde el especialista lo intervino para reconstruirle el ojo.

“La operación costó siete millones de pesos”, resaltó la madre, al tiempo que agradecía a los vecinos del barrio Pinto Salinas, donde reside, por la vendimia que hicieron para recolectar parte del dinero.

Otro monto, lo consiguió la familia del padre del niño. Entre todos, acotó, se recogió la mitad de la suma requerida. “La parte que faltaba, la conseguí prestada. Ese dinero lo he ido pagando con los pote a pote y demás vendimias que se han llevado a cabo”, manifestó.

Aún, de ese dinero, le queda por pagar 800 mil pesos, cifra que espera conseguir en el pote a pote que, para este miércoles, tienen planteado realizar en el municipio colombiano Villa del Rosario, donde también le han dado el espaldarazo.

“Estoy muy agradecida con todos los que se han sumado, pues gracias a lo que se publicó por redes sociales, hemos obtenido la ayuda de muchas personas”, prosiguió Castro.

Una segunda intervención

El próximo 25 de julio, Maikol Castro tiene la cita con el especialista que se va a  encargar de ponerle un lente que le ayudaría a recuperar entre el  40 a 50% de la visión.

“Esa operación es vital para mi hijo, pues además se le terminaría de arreglar la caída del ojo, para que quede bien”, especificó, para luego dejar por sentado que requiere de otro gasto, cuyo dinero no tiene a la mano.

“El médico no nos ha dado el costo de la segunda operación. Pudiera ser más o menos que la primera, pero aún no lo sabemos. Me imagino que nos dirá luego del 25”, aclaro.

Carolina Castro instó a las personas que deseen apoyarla en este doloroso proceso a comunicarse directamente con ella a través del 0414 504 2029. “También tengo la cuenta de mi primo, de Bancolombia, donde la gente puede depositar sin ningún problema”, dijo.

“Cuenta de ahorros, Bancolombia, a nombre de Jean Carlos Torres. Número de cuenta: 91204519817. Cc. 13271654”, apuntó a modo de colofón.

Salir de la versión móvil